Conoce las claves más importantes para las elecciones de EEUU

Las elecciones de los EEUU se acercan al estrecho final de la campaña de cara al 3 de noviembre. Aún a la espera del primer debate, que será en menos de dos semanas, los candidatos trabajan en sus campañas sin parar. Los sondeos previos muestran como favorito al Demócrata Joe Biden pero por un estrecho margen.

Las elecciones presidenciales de 2020 están marcadas por profundos matices sociales y políticos. El movimiento de Black Lives Matter, la Pandemia del Covid-19 y la Paz en el Medio Oriente son algunas de las posibles temáticas a tocar el próximo 29 de septiembre.

Para Trump, actual presidente de los Estados Unidos, la desventaja en las encuestas no es un problema real. Los actuales números que respaldan a su contrincante hablan de una mayoría en el voto popular, pero en EEUU gana es el voto electoral.

Un sistema que favorece al mejor político, no al más votado

En las elecciones de 2016, el mismo Trump se mostraba por debajo de la popular candidata demócrata Hillary Clinton. Sin embargo, una victoria amplia en la votación del colegio electoral daría la victoria al empresario. Un total de 304 votos sobre los 227 de Clinton le darían la victoria.

Muchas han sido las críticas al modelo de elección de los Estados Unidos, donde una mayoría en el voto popular no garantiza una victoria electoral. Sin embargo, ese hecho es algo muy poco común. En la historia de los EEUU sólo ha ocurrido 5 veces, siendo dos de ellas en época reciente (Bush 2000, Trump 2016).

Los movimientos sociales y el cambio climático son clave

Para el candidato demócrata, el apoyo de la comunidad afroamericana es fundamental. En la contrapartida de la política de “ley y orden” de Trump, Biden representa un cambio en la manera de acercar a la comunidad a un trato más justo.

Los incendios que azotan la costa oeste, las olas de frío en el centro del país y las torrenciales tormentas y huracanes en el sur han hecho más visible un cambio en el clima.

Para el actual presidente es algo tarde para reformular su discurso del pasado noviembre de 2018 cuando dijo “no creo en el [cambio climático]”. Biden podría significar otro cambio en la política “verde” de los Estados Unidos.

Paz histórica en el Medio Oriente

Un hecho histórico respalda la gestión del actual mandatario: Los Acuerdos de Abraham. En el marco de su política exterior, Trump ha logrado históricos acuerdos para Israel en la región del medio oriente. Emiratos Árabes Unidos y Bahrein se suman a Egipto y Jordania como los países árabes en reconocer a Israel y normalizar relaciones diplomáticas.

Para Trump, la gestión militar ha sido mantener, o en algunos casos, reducir la presencia militar en el extranjero. Sin embargo, sus constantes declaraciones en contra de Irán pueden significar una escalada en las hostilidades. Aunque eso no ha sido motivo para que descarten su importancia en los acuerdos.

El actual mandatario ha sido, incluso, nominado al premio Nobel de la Paz. Un galardón que ha sido obtenido antes por el ex presidente Obama. Quedará aun en duda si sería ganador de dicho reconocimiento.

Carrera en la Florida

En las últimas elecciones, Florida ha sido un estado de base republicana. Siendo el tercer estado con mayor número de representantes electorales, es clave para cualquiera de los candidatos. Sin embargo, estudios, han contemplado la victoria demócrata sin necesidad de ganar el estado sureño.

La cantidad mínima para declarar a un ganador es de 270 votos electorales, donde 29 son sólo de la Florida. Un estado mayormente inmigrante y latino.

No será sino después del primer debate que podremos tener una real visión de la tendencia electoral clara. Pero nada asegura a ninguno de los candidatos una victoria abierta, siendo los más optimistas, apenas 30 votos de diferencia.

También te puede interesar