Día Mundial de la Alimentación: 7 claves para vivir mejor

Este 16 de octubre celebramos el Día de la Alimentación. Una fecha que buscan concientizar sobre los problemas de alimentación alrededor del mundo y fortalecer la cooperación y lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

Queremos compartir un conjunto de hábitos que podrían ayudarte a mejorar tu alimentación y conciencia sobre lo que haces por tu cuerpo. El cómo, cuanto y qué comemos es fundamental para una vida saludable. Aquí las 7 claves para una vida mejor.

Controla tus porciones

Alimentarse no debe ser una competencia de quién puede más, sino una acción de nutrición de nuestro cuerpo. Puedes aplicar La Regla de la Mano, con ella puedes controlar mucho mejor lo que pones en el plato. Para este método mides que las proteínas (como carne, pescado, pollo, huevos y legumbres) ocupen una palma de tu mano. Para los vegetales, crudos o cocidos, deberás ocupar la cantidad que quepa en tus dos manos juntas, como si fuese un recipiente. Con respecto a los carbohidratos, deben ser equivalentes al tamaño de tu puño.

Sustituir y complementar

Una de las ventajas de conocer los principios de una alimentación saludable es poder sustituir tus alimentos. Esto sin perder las propiedades nutritivas que estos puedan aportarte. Por ejemplo, sustituir una porción de proteina animal por legumbres, como lentejas o frijoles. Puedes comenzar a combinar ambas proteínas, vegetal y animal, en recetas que usen ambas, como algún guiso de pescado y habas. Esto te ayudará a que puedas variar tu alimentación sin sacrificar de manera radical un producto.

Reducir los alimentos procesados

Esos placeres culposos tan deliciosos pero que, en realidad, son más dañinos que otros alimentos. La adición de otras sustancias que alteran su sabor o consistencia hace que debamos limitar su consumo. Sal, aceite, azúcar, preservantes y aditivos son algunos de los excesos que podría tener uno de estos “manjares”. Lo mejor es preferir alimentos frescos y de temporada.

Agua es vida

Todos sabemos que el agua es vital para nuestro cuerpo pero, ¿cuánto necesitamos? Para responder esto debemos dejarte claro que: el líquido que más efectos beneficiosos tiene sobre el cuerpo es el agua pura. La clásica agua sin nada es la mejor para mantenerse hidratado. Lo recomendable en un adulto es consumir entre 2 a 3 litros de agua al día. No es una exigencia pero recuerda que no tienes que sentir sed para disfrutar de un buen vaso de agua.

Evita los excesos en sal y azúcar

A pesar de lo rico que puede resultar comer alimentos altos en azúcares o sodio, hay que considerar que deben ser controlados. Si no lo hacemos podríamos poner en riesgo nuestra salud y además propiciar enfermedades crónicas. La diabetes y la presión arterial son las enfermedades más comunes a las que nos exponemos por el uso excesivo de azúcar o sodio. Lo mejor es reducir el consumo de estos.

Aprender a leer las etiquetas
Person Reading Nutrition Label on Packaged Food

Son muchas las veces que compramos alimentos y productos sin siquiera saber su aporte nutricional. Todos los productos que han sido procesados o empaquetados traen una etiqueta con la información nutricional. Debemos aprender a leer y reconocer cuales son los valores necesarios para completar nuestra alimentación. En algunos países de latinoamérica, como Chile, Ecuador y más recientemente México, existe un etiquetado especial para identificar aquellos productos con excesos en azúcar, sodio, grasas saturadas y calorías. Una ayuda para los que no sabemos leer entre porcentajes y porciones sugeridas.

No hay dieta milagrosa

A pesar de las promesas de algunos inconscientes, no hay dietas milagrosas. Antes de empezar cualquier régimen alimenticio, consulta con un profesional de nutrición para que evalúe tu caso particular y puedas determinar que es lo que mejor funciona para ti. Recuerda que bajar de peso drásticamente o automedicarse no son sinónimos de buena salud, por el contrario podrían convertirse en una complicación de tu salud.

También te puede interesar