Petróleo y Bitcoin pausan su crecimiento luego de cifras prometedoras en diciembre

El Bitcoin bajó por última vez un 8% a 30.542 dólares, eliminando más de la mitad de su repunte del 20% desde la víspera de Año Nuevo con un récord de $34.800 el domingo.

Seguir leyendo: El Bitcoin sigue rompiendo records y alcanza los $30.000

Desde 2017 se ha desarrollado un mercado de derivados de criptomonedas en funcionamiento y las bolsas de valores extraterritoriales siguen ofreciendo operaciones altamente apalancadas. Los movimientos en dichos mercados pueden tener un efecto enorme en el precio de bitcoin.

El récord de Bitcoin se produjo menos de tres semanas después de que cruzó los $20.000 por primera vez, el pasado 16 de diciembre. La criptomoneda más grande del mundo se cuadruplicó en precio el año pasado.

Los comerciantes dijeron que la caída de bitcoin el lunes no fue inusual para el activo volátil, cuyas fuertes oscilaciones de precios han impedido en parte que se use ampliamente como moneda.

Efecto dominó

Las monedas más pequeñas que a menudo se mueven en conjunto con bitcoin también cayeron, aunque no tan drásticamente. Ethereum, el segundo más grande, cayó un 1% después de tocar un máximo de 3 años de $ 1.170.

Alimentar el repunte de bitcoin ha sido la percepción de que puede actuar como una cobertura contra el riesgo de inflación a medida que los gobiernos y los bancos centrales abren los grifos de estímulo para contrarrestar el impacto económico de la pandemia de Covid-19.

Aún así, el oro subió un 2%, lo que subraya la correlación irregular de bitcoin con la cobertura de inflación tradicional.

El avance de Bitcoin también ha reflejado las expectativas de que se convierta en un método de pago convencional. Su potencial de ganancias rápidas también ha atraído la demanda de grandes inversores estadounidenses.

Petróleo también frenó su alza

Los precios del petróleo retrocedieron desde sus máximos de varios meses. Esto se debe a la perspectiva de un aumento en el nuevo coronavirus conducirá a restricciones de movimiento más estrictas. Esto podría contrarrestar las expectativas de que la OPEP, y los productores aliados, decidan el lunes limitar la producción a los niveles actuales por ahora.

El crudo Brent subió 6 centavos, o un 0,1%, a 51,86 dólares el barril a las 12:44 GMT, mientras que el crudo West Texas Intermediate (WTI) de EE.UU. cayó 17 centavos, o un 0,4%, a 48,35 dólares el barril.

Ambos contratos subieron bruscamente a principios de la sesión, con el Brent cotizando a 53,33 dólares el barril, el nivel más alto desde marzo de 2020. El crudo estadounidense tocó los 49,83 dólares el barril, el más alto desde febrero de 2020.

“Dado que el WTI no pudo alcanzar el nivel de 50 dólares por barril, es posible que se haya producido alguna toma de ganancias”, dijo el analista de UBS Giovanni Staunovo.

“Además, la probable extensión de las restricciones de movilidad en varios países europeos podría haber sido un detonante que provocó que los precios del petróleo borraran las ganancias anteriores. Los actores del mercado también seguirán de cerca el resultado de la reunión de hoy de la OPEP+”.

Una reunión que definirá el comportamiento del crudo

La OPEP y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, se reunirán el lunes. La mayoría de los funcionarios de la organización expresaron su oposición al aumento de la producción de petróleo a partir de febrero, cuando se reunieron el domingo.

En diciembre, la OPEP+ decidió aumentar la producción en 0,5 millones de barriles por día (bpd) a partir de enero como parte de un aumento gradual de 2 millones de bpd este año. Pero algunos miembros han cuestionado la necesidad de liberar más petróleo debido al repunte del Covid-19.

“El comienzo del nuevo año presenta desafíos para el grupo OPEP+, ya que el equilibrio de riesgos para la recuperación de la demanda de petróleo ha cambiado”, dijo el analista de BNP Paribas Harry Tchilinguirian.

El ministro de Petróleo de Kuwait dijo que esperaba una recuperación gradual de la demanda de petróleo, particularmente en la segunda mitad de 2021, ya que muchos países comienzan a distribuir vacunas contra el coronavirus.

Las tensiones en el Medio Oriente también apoyaron los precios del petróleo después de que la Guardia Revolucionaria de Irán incautó un petrolero de bandera surcoreana y su tripulación fue detenida por contaminar el Golfo con productos químicos.

El petróleo también se fortaleció gracias a la debilidad del dólar y las fuertes actividades manufactureras en Asia y Europa. Se esperan datos de actividad fabril de EEUU más tarde el lunes.

También te puede interesar