Para El Nuevo Herald instalación de la AN pone en jaque liderazgo de Juan Guaidó

Una nueva Asamblea Nacional toma posesión este martes en Venezuela. El nuevo Parlamento de mayoría chavista propina un duro golpe a la oposición venezolana y deja en la incertidumbre a quien hasta ahora había fungido como uno de sus líderes, Juan Guaidó.

Lea También: Delcy Rodríguez denunció nuevo ataque contra el sistema eléctrico nacional

En juego está la futura legitimidad de Juan Guaidó, quien es visto como presidente de Venezuela por Estados Unidos y más de otros 50 países, y la posibilidad de que pierda ese respaldo de la comunidad internacional en momentos en que Maduro trata de convencer al mundo de que cuenta con una Asamblea Nacional respaldando sus esfuerzos por profundizar su revolución socialista, explica El Nuevo Herald.

La inauguración de los diputados oficialistas se produce en el marco de un esperado cambio de gobierno en Washington que podría alterar la política estadounidense hacia Venezuela que en los últimos años ha favorecido a la oposición venezolana.

“Va a ser necesario ahora que la comunidad Internacional, y particularmente la comunidad europea, se pronuncie nuevamente a favor de reconocer a Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela”, comentó desde Londres Diego Moya-Ocampos, analista para las Américas de IHS Markit. “Mucho de esto va a depender de lo que haga la administración de Joe Biden”.

El presidente electo Biden, quien tiene previsto ser juramentado el 20 de enero, hasta el momento no ha dado grandes señales de lo que piensa hacer sobre la crisis en Venezuela. En el pasado, ha coincidido con Trump en que Maduro es un dictador, pero no ha brindado clara señales sobre si piensa mantener las duras sanciones impuestas por Washington contra su régimen o si continuará brindando el mismo grado de respaldo sobre Guaidó.

En el corto plazo, el mayor tema de preocupación es que Maduro cumpla con su amenaza de encarcelar a los diputados de la oposición que decidieron extender por un año la gestión de la Asamblea Nacional tras declarar, conjuntamente con Estados Unidos y la Unión Europea, que los comicios parlamentarios del 6 de diciembre realizados por Maduro fueron una farsa.

Guaidó, quien al inicio contaba con el respaldo de decenas de miles de venezolanos que salieron a las calles para protestar contra Maduro, ha visto su popularidad caer abruptamente en los últimos meses en la medida que disminuían los prospectos de que Maduro abandone el poder.

Maduro previamente se había manifestado a favor de solicitarle a la nueva Asamblea Nacional que abriera una investigación contra Guaidó.

“La nueva Asamblea Nacional debe instalar una comisión parlamentaria para investigar toda la corrupción de Juan Guaidó (…) vamos a hacer un juicio público, vamos a consultarle al pueblo”, declaró el líder chavista en noviembre.

Con información de El Nuevo Herald

También te puede interesar