4 muertos, 14 heridos 2 bombas desactivadas y más de 50 detenidos: el asalto al Capitolio en cifras

Cuatro personas murieron y al menos 14 policías resultaron heridos durante el asalto al Capitolio de EE.UU. perpetrado este miércoles por seguidores de Donald Trum, aseguraron a última hora de la jornada las autoridades locales, que informaron además de por lo menos 52 arrestos.

Lea también: Murió la mujer herida de bala dentro de el Capitolio de EEUU

Las autoridades de Washington habían informado inicialmente de la muerte de una mujer, que falleció como consecuencia del disparo de la Policía del Capitolio, pero después actualizaron esa cifra.

Otras tres personas, que no identificaron, fallecieron como consecuencia de “urgencias médicas” que sufrieron en las instalaciones del Capitolio, dijo el jefe de la Policía Metropolitana de Washington, Robert Contee, en una rueda de prensa nocturna.

Las autoridades han detenido al menos a 52 personas tanto en el Capitolio como en otros rincones de la capital estadounidense, de las cuales unas 30 fueron arrestadas por violaciones del toque de queda que impuso la Alcaldía de Washington.

Contee aseguró además que las autoridades encontraron y desactivaron dos bombas caseras en las inmediaciones de las sedes de los comités nacionales (secretariados) de los partidos demócrata y republicano (DNC y RNC, respectivamente).

También hallaron un vehículo en el terreno del Capitolio donde había un rifle y hasta diez cócteles molotov, informó la cadena CNN.

Veterana de guerra y admiradora de Trump

La primera víctima confirmada se llamaba Ashli Babbitt, una exmilitar y ardiente seguidora del presidente Donald Trump que vivía en el sur de California, reportaron medios estadounidenses citando a su familia.

“La mujer es Ashli Babbitt, que fue militar durante 14 años y realizó cuatro despliegues con la Fuerza Aérea de Estados Unidos”, según la cadena de televisión KUSI, que afirma haber entrevistado a su esposo.

Babbitt, que no ha sido identificada oficialmente por la policía, vivía en la región de San Diego, en el sur de California, con su marido, que la describió como una “gran seguidora del presidente Trump”. El hombre no viajó a Washington para participar en la protesta.

Con información de EFE

También te puede interesar