Conoce los 10 eventos astronómicos imperdibles en este 2021

El presente año no pinta ser óptimo para viajar, recrearse en otros espacios o tener vacaciones, y al parecer el universo lo sabe, porque nos tiene preparado una serie de fenómenos celestes que nos pueden mantener entretenidos durante todo el 2021.

Seguir leyendo: Hubble cumple 30 años y NASA publica 30 “gemas celestiales” para celebrarlo

El calendario astronómico del año pasado estuvo muy movido. Entre tantas actividades, estuvo la aparición del cometa NEOWISE, las mejores vistas de la década de Marte, un eclipse solar total visible desde Chile y Argentina, y la esperada e histórica conjunción entre Júpiter y Saturno.

Dejaremos un recuento de las decenas de fenómenos astronómicos a la vista durante el 2021.

11 de febrero: conjunción de Venus y Júpiter

Desde muy temprano se podrá disfrutar de un encuentro cercano entre Venus y Júpiter, los dos planetas más brillantes de nuestro cielo. Ambos planetas parecerán puntos brillantes y la pareja parecerá estar tan cerca en el firmamento, que será visible al mismo tiempo por un telescopio. En esta oportunidad podremos ver una triple conjunción con el planeta Saturno, el cual se unirá a la derecha de los planetas.

Seguir leyendo: “Triplete” planetario: Júpiter, Saturno y Mercurio se unen en una triple conjunción

La idea es prepararse en un buen lugar de observación con una vista despejada del horizonte sudeste, porque esta tripleta ocurrirá cerca del alba, y verlo es cuestión de tiempo. El momento perfecto para verlos será 20 o 30 minutos antes de que salga el Sol. En el hemisferio sur tendrán la oportunidad perfecta para ver el fenómeno porque los planetas se encontrarán más lejos del Sol y, por consiguiente, en un punto más alto del firmamento.

9 y 10 de marzo: Formación cuádruple

Al amanecer, del lado sudeste se podrá ver un gran grupo de cuatro mundos: Mercurio, Júpiter y Saturno estarán casi alineados, y la Luna se les acercará al trío planetario. Todos serán visibles sin necesidad de un telescopio y se manifestarán como puntos brillantes en el firmamento.

Con la ayuda de prismáticos podrán verse las cuatro lunas más grandes de Júpiter, y con un pequeño telescopio se podrán ver los anillos de Saturno. Debido a la posición de la Tierra respecto a Mercurio y el Sol, solo la mitad del disco del planeta más interior aparecerá iluminado desde nuestra perspectiva. Por consiguiente, Mercurio parecerá una versión en miniatura de la luna en cuarto creciente a través del telescopio.

26 de mayo: Eclipse lunar total de “luna de sangre”

Quienes que estén en el oeste de Norteamérica, el oeste de Sudamérica, Australia y Sudeste Asiático podrán presenciar la “luna de sangre”. Este espectacular fenómeno ocurre cuando el Sol, la Tierra y la Luna están alineados de forma que la sombra de nuestro planeta cubre por completo la faz de la Luna.

Durante la parte total del eclipse, la luz solar que atraviesa el anillo de la polvorienta atmósfera terrestre se curva, o refracta, hacia la parte roja del espectro y se proyecta sobre la superficie lunar. Esto hace que la Luna cambie su color gris oscuro durante la fase parcial del eclipse a un tono rojo o anaranjado durante la totalidad. El color exacto de la Luna puede variar según la cantidad de polvo que haya en la atmósfera terrestre.

Este eclipse lunar total coincide con el momento en que la Luna estará en su punto más cercano a la Tierra en su órbita ovalada —lo que a veces se llama superluna—, así que el disco lunar también parecerá más grande y brillante que una luna llena media. El eclipse parcial comienza a las 1:44 de la mañana en hora del Pacífico, cuando una primera parte de la sombra terrestre empiece a tapar la Luna. El eclipse total, cuando la Luna parecerá volverse roja, comenzará a las 3:11 de la mañana y terminará a las 3:25 de la mañana.

10 de junio: Eclipse solar “anillo de fuego”

El eclipse de “anillo de fuego” es muy particular, porque solo lo podrá ser visible para quienes se encuentre en una estrecha franja que va desde el norte de Canadá, se adentra en parte de Groenlandia y termina en Rusia, al salir el Sol. Este fenómeno también es llamado eclipse solar anular, y ocurre cuando la Luna, el Sol y la Tierra están alineados de forma que la dimensión de la Luna no es lo suficientemente grande para cubrir todo el Sol, lo que deja un anillo de luz alrededor de la silueta lunar oscura. La trayectoria total del eclipse comienza a las 9:49 UTC  sobre el norte de Canadá y termina en Rusia a las 11:33 UTC.

Aunque puede que sea difícil llegar a la remota trayectoria del eclipse, millones podrán disfrutar del eclipse solar parcial: grandes partes de Asia, Europa y Norteamérica verán cómo la Luna bloquea parte del Sol. Ya veas el eclipse anular o parcial, recuerda nunca mirar directamente al Sol sin una protección ocular adecuada, como gafas con filtro solar.

12 de julio: conjunción de Venus y Marte

El atardecer será el encuentro de estos brillantes planetas: Venus y Marte. Parecerá que se tocan en el cielo junto a la luna creciente, lo que será un gran momento para registrar.

Como en la pasada gran conjunción entre Júpiter y Saturno en diciembre de 2020, Marte y Venus estarán tan cerca que podrán verse simultáneamente con un telescopio. Venus será el más fácil de encontrar, ya que su brillo es inconfundible. El rojizo Marte será mucho más tenue, así que debes ver con más cuidado. Sin embargo, una vez que tus ojos se acostumbren, ambos se verán a simple vista, separados por un espacio equivalente al diámetro de una luna llena.

12 y 13 de agosto: pico de las Perseidas

Cada agosto podemos ver la lluvia de meteoros de las Perseidas, y se debe a que la Tierra atraviesa una nube de restos que deja a su paso el cometa Swift-Tuttle, y estos arden en la atmósfera superior. Este fenómeno puede producir hasta 60 estrellas fugaces por hora en un año normal.

Para  que puedas disfrutar de manera segura este espectáculo celeste, ponte en un lugar libre de contaminación lumínica. Con cielos despejados, podrán verse decenas de estrellas fugaces cada hora, incluso desde tu jardín.

18 de agosto: conjunción de Marte y Mercurio

Los planetas se siguen alineando, y esta es la oportunidad de Marte y Mercurio. No será fácil ver esta conjunción debido a su proximidad al atardecer, por lo que necesitarás una línea de visión despejada del horizonte occidental. Mercurio parecerá más brillante que Marte, ya que estará más iluminado por el Sol.

8 de octubre: lluvia de meteoros de las Dracónidas

Las Dracónidas resplandecerán en lo alto del cielo noroeste después del atardecer, con 10 a 15 estrellas fugaces por hora. Esta ráfaga de meteoros se deberá al cometa 21P/Giacobini-Zinner que dejará una corriente de partículas del tamaño de granos de arena extendidas a lo largo de su órbita.

El origen del nombre de esta lluvia de meteoros se debe a la constelación de la que parecen irradiar: Draco, el dragón. El mejor momento para ver este hermoso fenómeno será desde el anochecer hasta la medianoche, cuando las estrellas fugaces aparecerán en su punto más alto en el cielo. En el pico de la lluvia, Draco estará casi sobre tu cabeza en torno a la medianoche local en todo el hemisferio norte. Particularmente las Dracónidas son relativamente fáciles de ver, ya que son algunas de las más lentas de cualquier lluvia anual.

19 de noviembre: Eclipse lunar parcial

Habitantes de Norteamérica, Sudamérica, Australia y partes de Europa y Asia serán afortunados de ver el último eclipse lunar del año. Aunque es un eclipse parcial, ya que solo el 95% de la luna llena estará tapada por la sombra de la Tierra. Durante la fase máxima, debería parecer brevemente un eclipse total, donde el disco lunar podría mostrar tonos naranjas o rojos.

El eclipse empezará a las 2:18 de la mañana EST (hora del este del hemisferio occidental) y la sombra de la Tierra envolverá la superficie visible de la Luna a las 4:02 de la mañana EST.

4 de diciembre: Eclipse solar total

Para los más extremos estará la oportunidad de ver el eclipse solar total sobre la Antártida a finales de 2021. Pero también podrá verse un eclipse parcial del Sol en partes de Chile, Argentina, Sudáfrica, Namibia y Australia. Quienes vean este fenómeno con lentes con filtro solar podrán ver cómo la Luna oscurece parcialmente el disco solar.

Qué mejor manera de terminar el año que viendo el sol eclipsado cerca del horizonte a primeras horas de la mañana, con icebergs y una tundra helada de fondo.

También te puede interesar