29 de Abril – Día Internacional de la Danza

Desde el año 1982, cada 29 de Abril, se celebra el Día Internacional de la Danza. Una sugerencia del maestro ruso Piepor Gusev que tomó el Comité Internacional de Danza del Instituto Internacional de Teatro de la UNESCO, en conmemoración del nacimiento del bailarín y coreógrafo Jean-Georges Noverre.

Lea también:

Ésta celebración busca fomentar la importancia del arte y la cultura de ésta expresión artística y cultural, que viene de tiempos ancestrales, y que fue cambiando y evolucionando en diversos estilos, desde lo académico a lo cotidiano.

  • ¿Quién fue Jean Georges Noverre? –
    Un coreógrafo innovador, estudioso de la danza y considerado el creador del ballet moderno. Nació en Francia el martes 29 de Abril de 1727, cuando el Rey Luis XV estaba al trono. Fue bailarín de la Corte Real y coreógrafo de la compañía de ballet de la Ópera Cómica de París. Debutó en un escenario en 1743; en 1755 fue invitado a Londres, y a partir de 1760 se convirtió en maestro de ballet en Sttutgart, Alemania. En esa ciudad produjo su más famosa obra: el ballet de Medea y Jasón (1763). En 1776, bajo el patrocinio de la reina María Antonieta, obtuvo el cargo de director de la Ópera de París. Su último día fue el 19 de Octubre de 1810: falleció en la ciudad de Saint-Germain-en-Laye, al oeste de París.
  • La danza en la actualidad –
    En éste siglo XXI aparece un elemento crucial, que es el cambio de paradigma a través de la tecnología, las redes. Pero la danza no se modifica en su esencia. La danza prevalece y su esencia también. Quizás los contextos, las formas, las manifestaciones corporales, los entornos, por supuesto que tienen otros impactos y otras reacciones. Pero me refiero a la danza como germen. A la danza que surge en ese movimiento que se despierta con el latido interior y se hace presente con el movimiento del hombre queriendo decir muchas cosas a través del movimiento y la mayoría de las veces, por supuesto, acompañado de la música. Hoy toda la humanidad se encuentra en un estado de de confusión. ¿Cómo nos comunicamos a la distancia?, ¿Qué pasa con nuestros cuerpos, con nuestros sentires, con nuestras ganas, con nuestro no poder ir más allá?. Hoy la danza se hace presente en los hogares, en las ganas de decir “estoy vivo”, “me puedo mover”, “quiero estar contigo”, “quiero bailar”, “quiero no decir nada y demostrar mucho”…

También te puede interesar