Aumentan la tensión en la familia real tras la mala relación entre el Principe Carlos y su hijo Harry

por Dic 7, 2021

El príncipe Carlos y su hijo Harry “apenas han hablado” en meses. La relación entre ellos es cada vez más distante por los repetidos ataque públicos del duque de Sussex a la familia real británica.

Lea también:

La relación de Harry con su padre empeoró después de la entrevista reveladora con Oprah Winfrey en marzo. El duque dijo que su padre dejó de apoyarlo financieramente cuando él y Meghan anunciaron sus planes para mudarse a los Estados Unidos. 

Harry afirmó que gracias a herencia de su madre, la fallecida Lady Di, pudieron marcharse a California. “Tengo lo que me dejó mi madre y sin eso, no hubiéramos podido hacer esto”, aseveró.

“Es como si ella lo vio venir y haya estado con nosotros durante todo este proceso”, agregó, y señaló que los acuerdos con Netflix y Spotify “nunca fueron parte del plan”.

También apuntó contra su hermano William. Dijo que tanto él como su padre “estaban atrapados” en la institución y que sentía “pena” por ellos.

Durante la entrevista de la pareja con Oprah, Harry reveló que los acuerdos con los gigantes del streaming fueron por necesidad. Una vez que quedó claro que él y su familia tendrían que pagar por su propia seguridad, que se estima en USD 4 millones anuales, se vio obligado a ganar dinero por su cuenta para sostener su costoso estilo de vida en Hollywood.

Padre e hijo hablaron por última vez en persona en el funeral del duque de Edimburgo hace ocho meses, y desde entonces solo han intercambiado algunas llamadas telefónicas “tensas”, de acuerdo a fuentes del tabloide británico Daily Mail.

El príncipe Harry estuvo en Londres en julio para develar la estatua de Diana, pero no tuvo contacto con su padre, y el futuro rey aún no ha conocido a su nieta de seis meses, Lilibet.

Meses antes de este encuentro, el duque de Sussex tuvo duras palabras hacia el futuro rey de Inglaterra. En un podcast dijo que se mudó a los EEUU para “romper el ciclo de dolor” de su infancia. De su relación con su padre, declaró: “Me trató como lo trataron a él”.

Las tensiones aumentaron aún más el domingo cuando Harry se desligó del escándalo de privilegios por dinero que salpica a su padre; dijo que desde 2015 no está vinculado con el multimillonario saudí Mahfouz Marei Mubarak bin Mauhfouz.

“El duque de Sussex y sus asesores, así como su fundación benéfica sin fines de lucro, Sentebale, cortaron los lazos con Mahfouz y sus asociados en 2015 y ya no aceptaron más donaciones de su parte y discontinuaron cualquier plan para un nuevo depósito”, señalaron en un comunicado.

El heredero al trono está sospechado de otorgar privilegios de la corona a cambio de dinero. Mahfouz Marei Mubarak bin Mauhfouz habría donado cantidades extraordinarias de dinero a la organización del Carlos y, como contraprestación, habría recibido un título de caballero y la ciudadanía británica.

El asunto se conoció en septiembre de este año cuando Michael Fawcett, director de la fundación benéfica del príncipe, tuvo que renunciar a su puesto cuando se dio a conocer que consiguió un reconocimiento oficial pare el donante saudí a cambio de dinero.

En una ceremonia privada en 2016, Carlos otorgó a Mahfouz un título honorario de Comandante de la Más Excelente Orden del Imperio Británico.

Los expertos reales afirmaron Harry busca cualquier ocasión para golpear a su padre y criticarlo.

“Carlos está profundamente conmocionado y decepcionado por la última declaración de Harry, que efectivamente arrojó a su padre debajo del autobús”, dijo una persona cercana al príncipe al periódico Daily Mail. “Este ataque fue más dañino que el golpe a las habilidades de crianza de Carlos. Es mucho más dañino para el futuro rey”.

Con información de Infobae.

Comparte esta noticia