Benedicto XVI aún defiende su renuncia ante los “fanáticos escépticos”

El Papa emérito Benedicto XVI celebró el octavo aniversario de su histórica renuncia al insistir en una entrevista publicada el lunes en que abdicó a sabiendas de que “solo hay un Papa”: Francisco.

Benedicto habló con el importante diario Corriere della Sera para tratar de aplacar una vez más las afirmaciones de algunos de sus admiradores conservadores de que la elección de Francisco en 2013 fue de alguna manera ilegítima y que Benedicto sigue siendo pontífice.

Lea también: Papa Francisco se reunió con el Cardenal Baltazar Porras y conversó sobre situación venezolana

Benedicto XVI, que cumplirá 94 años el mes próximo, llamó a “algunos de mis amigos más ‘fanáticos'” que siguen enojados por su renuncia, que allanó el camino para un tipo de pontificado muy diferente bajo Francisco: menos doctrinario y más centrado en la iglesia como un hospital de campaña para los pobres y marginados.

“Es una dificil decision. Pero lo hice con plena conciencia y creo que hice lo correcto”, dijo Benedicto, según fue citado.

En sus comentarios, que según Corriere fueron articulados en algunas partes por quien fuera el secretario del antiguo Papa, monseñor Georg Gaenswein, Benedicto citó algunas de las “teorías de la conspiración” que sus partidarios creen erróneamente que estaban detrás de su retiro y que renunció a causa de la “Vatileaks de 2012”, también por el escándalo por la filtración de sus papeles privados, el escándalo de los sacerdotes homosexuales en el Vaticano; o el escándalo por la rehabilitación de un obispo que niega el Holocausto.

“No quieren creer en una elección que se tomó a sabiendas”, dijo Benedicto. “Pero mi conciencia está tranquila”.

Renuncia de Benedicto

Benedicto XVI, un teólogo alemán que fue Papa durante ocho años, conmocionó al mundo cuando anunció que se retiraría el 28 de febrero de 2013, convirtiéndose en el primer Papa en 600 años en dimitir. Benedicto dijo en ese momento que simplemente no tenía la fuerza para cumplir con los rigores trotamundos del trabajo. Ha pasado su jubilación en gran parte en reclusión, viviendo en un monasterio reconvertido en los Jardines del Vaticano.

Algunos conservadores y tradicionalistas nostálgicos del papado doctrinario de Benedicto XVI han ofrecido una serie de argumentos que ponen en duda la legitimidad de Francisco, cuestionan la expresión latina que Benedicto usó para anunciar su renuncia, maniobras de los aliados de Francisco para que sea elegido y afirman que es un hereje, entre otras teorías.

También te puede interesar