Bitcoin cae a $30.000 por anuncio de China y comentarios de Elon Musk

Bitcoin se desplomó un 30% este miércoles después de que China señaló una nueva represión contra la criptomoneda. Además de los dichos del director de Tesla, Elon Musk, quien envió señales contradictorias sobre el uso de la unidad por parte de su compañía automotriz Tesla.

Lea también:

La moneda virtual cayó a casi $30.000, menos de la mitad del valor récord que alcanzó el mes pasado, antes de volver a subir a más de $37.000. Todavía estaba por encima de su nivel a principios de año.

El comercio de criptomonedas está prohibido en China desde 2019 para evitar el lavado de dinero, ya que los líderes intentan evitar que las personas trasladen efectivo al extranjero. El gigante asiático había albergado alrededor del 90 por ciento del comercio mundial del sector.

El miércoles, las autoridades chinas dijeron que no se permitirían las criptomonedas en las transacciones y advirtieron a los inversores contra el “comercio especulativo” con ellas. Esto a pesar de que el país mantiene la mayor parte de la minería del mundo.

En un comunicado, tres asociaciones de la industria respaldadas por el estado dijeron que “los precios de las criptomonedas se han disparado y caído, y las actividades de especulación con el comercio de criptomonedas se han recuperado”.

Las fluctuaciones de precios “violan gravemente la seguridad de los activos de las personas y alteran el orden económico y financiero normal”, dijo el comunicado publicado en las redes sociales por el Banco Popular de China.

El aviso advirtió a los consumidores contra la especulación salvaje, y agregó que “las pérdidas causadas por las transacciones de inversión son asumidas por los propios consumidores”, ya que la ley china no les ofrece protección.

Reiteró que proporcionar servicios de criptomonedas a clientes y productos financieros basados ​​en criptografía era ilegal para las instituciones financieras y los proveedores de pagos chinos.

Bitcoin ha tenido unos días tórridos

Una montaña rusa durante este miércoles cuando cayó de $45.600 a menos de $40.000, luego volvió a subir antes de caer a $30.017 y nuevamente por encima de $37.000.

La semana pasada, Tesla frenó el permitir que las personas pagaran por sus autos eléctricos con bitcoin, citando preocupaciones sobre los efectos dañinos que la minería de criptomonedas tiene en el medio ambiente.

Entonces Musk pareció sugerir que Tesla estaba planeando vender sus enormes tenencias de la unidad, antes de aclarar que la compañía no había vendido ningún bitcoin.

Y es que la minería de criptomonedas es un proceso de gran consumo de energía que requiere grandes cantidades de electricidad en centros de datos gigantes.

China, que impulsa casi el 80 por ciento del comercio mundial de criptomonedas, depende de un tipo de carbón particularmente contaminante, el lignito, para impulsar parte de su minería.

“Si bitcoin fuera un país, usaría aproximadamente la misma cantidad de electricidad al año para minar que Suiza en total”, dijeron analistas de Deutsche Bank en una nota.

También te puede interesar