Chile: concretan la expulsión administrativa de 138 migrantes ilegales

Este miércoles en la mañana, desde Iquique, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, afirmó que el Gobierno concretó la expulsión administrativa de migrantes ilegales. Esta sería la más grande que se haya realizado en un solo día en Chile, con un total de 138 personas.

En concreto, la expulsión administrativa afecta a quienes hayan ingresado de manera ilegal al territorio por pasos irregulares hace menos de tres meses, lo que “los convierte en sujetos de expulsión”, explicó Delgado.

En un vuelo, La Moneda expulsó a 86 ciudadanos colombianos y venezolanos, el primero con estos fines que sale directamente desde Iquique. En buses, otros 52 migrantes fueron expulsados con destino a Perú y Bolivia.

“Con esto notificamos a las personas que piensan ingresar a Chile de manera clandestina que se arriesgan a un proceso de expulsión tal como lo dice la ley”, lanzó Delgado ante la prensa. Con esta medida, La Moneda quiere dar una “señal clara” en materia migratoria.

“Víctimas de sus países y el tráfico de personas”

“Son personas que no han cometido delitos graves, que no tienen familia en Chile. Queremos dar una señal que tenemos que ordenar el flujo migratorio por nuestra frontera y que las personas que quieran venir a Chile lo tienen que hacer por las vías correspondientes, vale decir sacando visa, sincerando motivos”, sostuvo el ministro.

No obstante, Delgado admitió que quienes dejaron Chile esta jornada no son los verdaderos culpables de la situación. “Son víctimas no solo de las consecuencias políticas de los países de origen, son víctimas también muchas veces del tráfico de migrantes […] Son víctimas de un sistema que lucra con su desesperación”, lamentó.

Desde que estalló la polémica por la crisis en la frontera norte, junto al aumento de las fiscalizaciones y de la atención pública, el número de ingresos ilegales se desplomó.

De acuerdo a cifras de Gobierno, entre las 08:00 horas del martes y el miércoles, a Chile entraron 42 personas de manera ilegal, muy por debajo de las 300 entradas por día registradas hasta la semana pasada.

Ante los periodistas apostados en el aeropuerto de Iquique, el ministro comentó que el vuelo se coordinó con autoridades colombiana y venezolanas y que el foco del trabajo migratorio es aumentar los controles en la frontera y desarticular a las bandas organizadas de tráfico de personas.

Estos grupos operan “a partir del engaño” e “inducen y crean una falsa imagen respecto de las condiciones que van a recibir los migrantes en Chile”, complementó.

También te puede interesar