China afirma que «son rumores» las denuncias hechas por el G7 sobre violación de DDHH

China afirmó que «son rumores» las acusaciones hechas por el G7 sobre violación de DDHH en el país asiático. Las acusaciones señalan que China permite abusos y crímenes contra minorías étnicas.

El estado conducido por Xi Jinping acusó además este lunes al G7 de “manipulaciones políticas” después de sus críticas sobre los derechos humanos en Hong Kong y en Xinjiang, donde reside la minoría musulmana uigur.

En un comunicado al término de su cumbre de tres días en Inglaterra, los líderes del G7 reprocharon a China sus abusos en materia de derechos humanos sobre las minorías que viven en la región occidental Xinjiang y los activistas prodemocracia en Hong Kong.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, instó a Beijing a “empezar a actuar de manera más responsable a nivel de las reglas internacionales sobre los derechos humanos”. La embajada de China en el Reino Unido reaccionó el lunes a estar declaraciones y acusó al G7 de “interferencia”.

El G7 “se aprovecha de las cuestiones relacionadas con Xinjiang para llevar a cabo manipulaciones políticas e interferir en los asuntos internos de China, a lo que nos oponemos con firmeza”, dijo el portavoz de la embajada en un comunicado. Según el texto, el G7 es fuente de “mentiras, rumores y acusaciones sin fundamento”.

Grupos de defensa de los derechos humanos acusan a China de recluir a más de un millón de uigures y otras minorías en campos de reeducación en Xinjiang. Incluso, países como Estados Unidos ya hablan de un “genocidio” cometido en aquella región del norte chino. Beijing -preocupado por su imagen internacional- lo niega y dice que son centros de formación profesional destinados a mantenerlos alejados del terrorismo y el separatismo.

“No se debe difamar a China”, indicó hoy el portavoz chino, y añadió que el país asiático “defenderá su soberanía nacional e intereses de seguridad y de desarrollo”.”La comunidad internacional necesita unidad en lugar de camarillas que siembren divisiones. China ama la paz y aboga por la cooperación, pero también tiene sus líneas rojas”, acotó.

El origen del COVID-19

Mientras crecen las especulaciones y las dudas respecto al origen del coronavirus, el régimen chino intenta despejar dudas sobre una posible filtración en el Instituto de Virología de Wuhan aunque sin permitir una investigación amplia e independiente. La legación china en Reino Unido también afirmó hoy que “los orígenes de la pandemia no se deben politizar”, en respuesta a la petición del grupo de poner en marcha una investigación completa y exhaustiva para dar con los orígenes de la COVID-19.

“Los políticos de Estados Unidos y otros países ignoran los hechos y la ciencia. Cuestionan y niegan abiertamente las conclusiones del informe conjunto que realizó el grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y acusan a China sin fundamento”, enfatiza el texto. ”China espera que estos países cooperen para investigar sobre los orígenes de la pandemia junto con la OMS de manera científica, objetiva y justa”, agrega el comunicado.

A finales de mayo, China y Estados Unidos volvieron a enzarzarse a cuenta del origen del coronavirus después de que los servicios de Inteligencia de Washington reavivaran la teoría de que la pandemia comenzó en un laboratorio de la ciudad de Wuhan.

El pasado jueves, la Unión Europea reclamó “transparencia” sobre este tema y se sumó a las exigencias de EEUU frente a China para saber cómo y dónde surgió el virus del SARS-CoV-2. Por su parte, China negó en marzo haber ocultado datos o dificultado el trabajo de los científicos de la OMS que viajaron en enero y febrero a Wuhan, donde se detectó el primer brote mundial. Entonces, China aseguró que proporcionó “todos los datos disponibles” y abogó por seguir estudiando el origen del virus “en otras partes del mundo”.

Con información de Infobae

También te puede interesar