Descubren nuevo virus en pingüinos de la Antártica que puede afectar a humanos

Investigadores han descubierto un nuevo virus tras una expedición en la Antártica, se trata del patógeno Orthoavulavirus Aviar 1 (AoaV-1), que provoca la enfermedad de Newcastle, propia de aves del corral.

Se trata de una importante infección contagiosa, de la cual las aves migratorias pueden formar una parte clave para su transmisión como alojamiento.

La expedición se realizó por parte de investigadores polares del Programa Nacional de Ciencia Antártica (PROCIEN), donde participan el Dr. Víctor Neira, académico e investigador del Laboratorio de Virología Animal de Favet y Felipe Berríos y estudiante de la Facultad.

El equipo recorrió el amplio territorio de la Península Antártica por cielo, mar y tierra, con temperaturas de hasta 10°C bajo cero, para recabar las muestras del estudio. En total reunieron 707 muestras de suero de cinco diferentes especies de pingüinos perteneciente a la zona Antártica y Subantártica.

Cinco especies dieron positivo

Al analizar las muestras a través de la prueba ELISA, se detectaron varios individuos con carga positiva para el patógeno AoaV-1.

Las especies estudiadas fueron: adelia, papúa, barbijo, magallánico y pingüino rey. El doctor Víctor Neria, académico e investigador del Laboratorio de Virología Animal de Favet, explicó que prácticamente todos los pingüinos estudiados tienen el virus. 

El pingüino rey fue quien tuvo menos evidencia de contagio, sin embargo, es la especie que más interrogantes deja, ya que convive con el magallánico, que a su vez tiene más números de infectados y es con quien convive.

Según Neria, el pingüino magallánico obtuvo la mayor cantidad de individuos contagiados, un 30% de su población.

“Red de vigilancia”

Felipe Berríos, egresado de Favet, ha participado en dos expediciones a la Antártica, incluyendo esta donde se detectó el virus Newcastle, y explica que “es un diagnóstico que aporta para crear una red de vigilancia en la que cada laboratorio puede acceder a esta información, y si alguien quiere saber más de este virus ya hay una base para generar aún más nuevos conocimientos”.

Mientras tanto, el doctor Neria afirma que el patógeno puede alojarse en el animal por 20 días, sin embargo, los anticuerpos pueden permanecer por meses.

En 2017, otros expertos ya habían descubierto virus parecidos, que denominaron Avian avulavirus 17, 18 y 19. Pero el AoaV-1, es el primer descrito y el más importante. 

Humanos pueden contagiarse

El doctor Neira advierte que sí puede transmitirse a humanos. “Esto es algo que es reconocido por todos los organismos oficiales. No es una enfermedad que se considere de un alto potencial zoonótico y pandémico, ya que se sabe que genera cuadros leves en humanos. Sin embargo, por sus potenciales implicancias en la vida silvestre, debe ser estudiada”.

La recolección de muestras también permite la detección de otros virus presentes en los animales que pueden ser zoonóticos (enfermedades de animales a humanos)..

Los primeros hallazgos de este estudio fueron publicados en la revista científica Transboundary and Emerging Diseases..

Los responsables de la realización del estudio fue gracias al apoyo de INACH, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y el Parque Pingüino Rey; junto a las investigadoras Dra. Claudia Godoy y Naomi Ariyama, y el investigador Dr. Rafael Medina.

También te puede interesar