Diputado José Brito rechazó bloqueo del COVAX para adquirir vacunas para los venezolanos

José Brito, diputado a la Asamblea Nacional y coordinador Nacional de Primero Venezuela, a través de un comunicado manifestó su rechazo rotundo al bloqueo de los pagos correspondientes a través del mecanismo COVAX, para la adquisición de vacunas para el pueblo venezolano.

Lea también:

A continuación el comunicado íntegro:

Ante el bloqueo arbitrario a todos los pagos correspondientes con el mecanismo #COVAX para adquirir vacunas para el pueblo Venezolano.

Los venezolanos estamos frente a una agresión que sólo se puede comparar con la agresión que sufrió el mundo por los nazis en los sucesos que llevaron a la Segunda Guerra Mundial.
Nunca antes en la historia de la humanidad, se había visto que se le negara el acceso a un país a las vacunas. Es claro que por causa de la pandemia es más evidente el bloqueo al acceso de las vacunas para inmunizar a la población, pero queremos recordar que tampoco es un hecho aislado, sino que se viene repitiendo de forma sistemática.

De los que están siendo testigos los pueblos del mundo, lo que tienen que ver los venezolanos, es como hay un genocidio contra el pueblo venezolano. El bloqueo de los pagos para la compra de las vacunas contra el Covid-19, como medida de un banco norteamericano, que obedece a la agresión de unos personajes de la política venezolana, que pretenden medrar al poder sobre el dolor de las familias, sobre la enfermedad, y la muerte de muchos compatriotas.

Los venezolanos siguen sufriendo las consecuencias de las medidas coercitivas unilaterales impuestas al país, que hoy no solo significan la reducción del más del 90% de los ingresos del país, sino que están colocando en un peligro inminente la salud de todos los venezolanos.

Desde Primero Venezuela, exhortamos al levantamiento de esas sanciones genocidas. ¿Qué más quieren que sufra el pueblo venezolano? Ya tenemos años sufriendo impedimentos a la importación de alimentos, que según el informe de la relatora especial de la ONU, Alena Douhan, ha situado a 2,5 millones de venezolanos en situación de inseguridad alimentaria grave. Como si eso fuera poco, tenemos que sumarle ahora la imposibilidad de adquirir las vacunas contra el Covid-19 del programa COVAX.

También hay que decir, que por la situación económica del país, producto de la guerra multiforme a la que están sometiendo a los venezolanos no debería pagar ni un centavo de dólar por el acceso a las vacunas. Le solicitamos al señor Presidente de la República que se actualice la información de la situación económica del país, y los indicadores al Banco Mundial que desde el 2014 no son renovados. Esto con la finalidad de reflejar que Venezuela, producto del bloqueo criminal, no es un país de ingresos medios.

Venezolanos, el país ha perdido el 90% de sus ingresos. Esta información que reposa en la ONU por el informe hecho por la relatora especial, debería ser suficiente para que al país lleven de forma gratuita las vacunas de COVAX, pero como parece no ser suficiente, reintegramos el llamado al gobierno nacional a actualizar los indicadores económicos al Banco Mundial.

Los venezolanos tenemos el derecho a conciliar nuestras diferencias por las vías establecidas en la Constitución Nacional. Basta de que nos tengan en una situación de contante amenaza a la vida y a la salud.

Apelamos a la Declaración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos en la Asamblea General ONU, en el cual se reafirmó determinados valores y principios fundamentales esenciales para las relaciones internacionales en el siglo XXI y con vías a la agenda 2030. En particular los tres primeros objetivos: fin de la pobreza, hambre cero y salud y bienestar.

Hoy los venezolanos sufren, y sufren no producto de una catástrofe natural, sino por la actuación perversa de otros venezolanos en comparsa con interés internacionales inconfesable. Necesitamos la ayuda del mundo, la solidaridad internacional, para el levantamiento de las sanciones, el ingreso de las vacunas contra el Covid-19, y el cese de la persecución a un pueblo que tiene la aspiración de recuperar su nivel de vida y el derecho a ser feliz.

Diputado a la Asamblea Nacional José Brito.

También te puede interesar