El miedo se desata en Wuhan tras la llegada de la variante Delta

Wuhan, la ciudad china donde surgió en diciembre de 2019 la pandemia de coronavirus, registra un nuevo brote de casos de covid-19, por lo cual las autoridades decidieron testear a todos los habitantes.

Lea también:

Hacía más de un año que el Covid-19 había desaparecido de las calles de Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes.

Este lunes se confirmaron tres nuevos casos de covid-19, contagiados por un brote de la variante delta, que apareció el mes pasado en el este del país. Los últimos casos registrados en la ciudad remontaban a mayo de 2020.

Este resurgimiento de la epidemia supone un duro golpe para Wuhan, que fue la primera ciudad del mundo sometida a cuarentena por el covid-19, a partir del 23 de enero de 2020 y durante 76 días.

La ciudad a orilla del río Yangtsé está “lanzando rápidamente pruebas PCR a todos sus residentes”, dijo a periodistas Li Tao, un alto cargo local, en una conferencia de prensa.

Los contagios fueron detectados en siete trabajadores migrantes en la ciudad, de los cuales cuatro no presentaban síntomas de la enfermedad.

China, que prácticamente erradicó la epidemia en la primavera de 2020, registra desde hace unas semanas un resurgimiento del virus, el más amplio desde el año pasado.

Con más de 400 contagios desde mediados de julio, este aumento de la contaminación sigue siendo, sin embargo, muy limitado en comparación con las cifras registradas en otros países.

Pero este último foco de contagio es importante en términos de extensión geográfica ya que abarca más de una docena de provincias y también Pekín, la capital, que el domingo instó a sus habitantes a que no salgan de la ciudad salvo por razón de fuerza mayor.

Ante el riesgo de una reactivación de la epidemia, el gobierno recurre al arsenal de medidas radicales que utilizó a comienzos de 2020: confinamiento, limitación de los desplazamientos, testeo masivo.

Con información de AFP

También te puede interesar