El Porto se plantó ante la Juventus de Cristiano y ganó la ida

Un Oporto deslumbrante se presentó en Do Dragão para atizar dos goles contra una Juventus poco creativa que marcó un solo tanto en la eliminatoria de la Liga de Campeones.

Desde el primer minuto que entraron en la cancha para disputar los octavos de final, cometieron un error que el Oporto aprovechó para anotar su primer gol bajo la firma del iraní Mehdi Taremi.

La Juventus de Cristiano tuvo contratiempos ante los portugueses, y estos lo tomaron a su favor para tomar ventaja luego del descanso con un gol de Marega que sumaba otro punto para Oporto.

Los italianos apenas retomaron el curso con un tanto marcado por Chiesa, que puede ser el necesario para pasar de fase.

La Juve no quiere repetir la historia

Juventus no quería perder de nuevo en octavos como sucedió el año pasado contra Lyon, aunque el error del primer minuto dificultó el objetivo.

El pase de Rodrigo a Betancur no llegó a su destino, y Mehdi Taremi tomó las riendas del balón para lograr un tanto. El iraní se ha convertido en un bastión importante para formar goles, y se espera que de ahora en adelante sea titular en la Champions.

El prematuro gol dejó debilitado al equipo italiano, que aun con el control del balón, no conseguía tomar desprevenido a Marchesín en el travesaño.

La ausencia de Cristiano se notó con la poca salida de jugadas contra un Oporto que mantuvo la calma para no perder ventaja.

La única alarma del blanquiazul se disparó casi al descanso cuando Rabiot obligó a Marchesín a moverse tras una chilena que logró sacar del área, sin embargo, el árbitro inválido la jugada.

Pirlo no realizó mayores cambios en su escuadra, solo movió a Chiellini en el minuto 35 por problemas físicos. 

Manafá se movió por la banda derecha sin mayor problema para llegar al área, centrarle a Marega, quien controló el balón para darle otra felicidad a los aficionados del Oporto.

Un Oporto atrevido buscó más oportunidades de anotar, y en el 51 casi lo logra con un remate de Sérgio Oliveira, pero lo sacó el guardameta.

Los de Pirlo lograron irse con un solo gol que fue diseñado por Chiesa cuando lograron retomar el control para mantener los ánimos arriba, aunque no mejoraron el resultado minutos después.

Sérgio Conceição aprovechó los últimos minutos para hacer tiempo, y logró incluir a su hijo Francisco quien debutó en este partido de la Champions League.

También te puede interesar