“El sueño de un país”: Se inauguró en Colombia el Túnel de la Línea

Este viernes, se inauguró en Colombia el Túnel del Alto de la Línea en sentido sur-norte, uno de los más largos de América Latina. Esta estructura comenzó su construcción hace 11 años con una inversión proyectada de $629.000 millones y hoy suma $1 billón.

Durante el acto de inauguración, el presidente Iván Duque, afirmó que el Túnel de la Línea es “el sueño de un país, de más de un siglo, el trabajo de todo Colombia en pro de un mejor futuro”.

El mandatario manifestó al comenzar el acto inaugural que esta obra es la más importante en la historia de la ingeniería del país, “es un triunfo de todos sus trabajadores, para hacer realidad un sueño de más de cien años”.

“Yo no quiero decirles nada distinto a infinitas gracias, porque este es el triunfo de todo un país, el anhelo de todo un país, y este es un homenaje a quienes labraron este camino y se merecen siempre todos los reconocimientos del pueblo colombiano”, expresó el Jefe de Estado Colombiano.

Afirmó que “este es un día muy especial para nuestro país, pero es muy especial por ustedes, porque esta es la obra más importante que se ha hecho de infraestructura en la historia de nuestro país. Es un proyecto de país, pero además es un proyecto de vida de todos ustedes”. 

El mandatario recordó que pidió hacer un monumento en agradecimiento a los obreros, con sus nombres, a quienes se entregó un diploma que lleva su firma y que certifica la tarea que desarrollaron más de 6.000 colombianos en las entrañas de la Cordillera Central.

Un sueño gestado desde 1902

El Túnel que se entrega hoy forma parte del proyecto del cruce de la Cordillera Central se ejecutó por fases con 24 contratos y costó un billón de pesos.

La primera vez que se habló de atravesar la Cordillera Central fue en 1902. Un largo viaje del ingeniero Luciano Battle quien recorrió el país rodeando la montaña, le permitió concluir en su informe la necesidad de construir un túnel. Pero tuvo que pasar más de un siglo para que se pusiera la primera piedra.

En 2004, luego de varios estudios, se dio el primer paso y se inició la construcción de un túnel piloto. Esa obra que permitió conocer la geología de la montaña, finalizó en 2008.

Cinco años después, en 2009, se realizó la primera adjudicación para la construcción del túnel principal conocido como Túnel de la Línea, la obra permite conectar el suroccidente con el centro de Colombia.

La obra de cruce de la Cordillera Central en sentido inverso se ejecutó por fases con 24 contratos y costó $2.9 billones. Sólo el Túnel de la Línea, el principal, tuvo una inversión superior a un billón de pesos.

La obra estuvo abandonada desde noviembre de 2016 y, casi por dos años los trabajos avanzaron a paso muy lento. Fue un momento sin norte para la terminación.

Ya a punto de terminar el 2018, en diciembre, el Gobierno Colombiano aprobó los recursos para reactivar y garantizar la terminación del proyecto y fue así como durante todo 2019 se reactivaron las obras, fueron incorporados los presupuestos, se aprobaron las licitaciones e iniciaron la ejecución de los contratos.

Ese año sirvió para trabajar sobre todas las fallas geológicas y superarlas completamente en diciembre de 2019. Las obras civiles culminaron el 8 de febrero de 2020.

Con información de RCN

También te puede interesar