Estudian si los campos magnéticos irregulares de la Tierra son responsables del cambio climático

Los campos magnéticos de la Tierra ayudan a sustentar la vida en nuestro planeta, pero también podrían ser un motor del cambio climático y la razón por la que algunas especies se han extinguido.

Esta es la afirmación audaz hecha en un artículo científico publicado en la revista Science esta semana.

Lea también: Glaciares de la Antártida aceleran su deslizamiento hacia el océano

El artículo de la revista sostiene que los cambios atmosféricos hace más de 40.000 años tuvieron un impacto tan radical en el planeta que causaron importantes daños ambientales e incluso eventos de extinción.

Al proteger la Tierra de la dañina radiación ultravioleta, los campos magnéticos del planeta juegan un papel vital en la preservación de la vida, pero varían en fuerza con los polos magnéticos a veces incluso cambiando de posición.

Este fenómeno, dicen los críticos de las afirmaciones del artículo, nunca antes se había relacionado de manera concluyente con eventos de extinción o grandes desastres ecológicos en la historia de la Tierra.

¿De dónde surgió esta teoría?

Los científicos detrás de la investigación examinaron los anillos de los árboles kauri, una especie nativa de Nueva Zelanda que alcanza hasta los 1.000 años de edad y cuya madera sobrevive durante decenas de miles de años en marismas y humedales, como base de su teoría.

Usando técnicas de datación por carbono, encontraron que los árboles que examinaron tenían más de 40.000 años, lo que significaría que estaban creciendo durante un tiempo conocido como la ‘Excursión de Laschamp’.

Este último fue un evento en el que los campos magnéticos de la Tierra se debilitaron significativamente. Los estudios de las muestras de madera mostraron un pico de carbono-14 en los anillos de los árboles, lo que sugiere que la Tierra había estado sujeta a altos niveles de partículas cósmicas y radiación desde el espacio.

El equipo estima que estas partículas contribuyeron a la ruptura de la capa de ozono de la Tierra, lo que a su vez puso en marcha cambios en el clima global y cambios ambientales.

Críticos no se fían de esta teoría

Si bien los críticos sugieren que la investigación presenta algunas vías interesantes de investigación, dicen que los investigadores están exagerando en sus conclusiones .

En particular, su vinculación entre los cambios climáticos con otros eventos que estaban sucediendo al mismo tiempo, como la extinción de los neandertales y el avance de estilos sofisticados de pintura rupestre.

En cuanto a los investigadores, sostienen que los primeros humanos se refugiaban en cuevas debido al aumento de la radiación y usaban el ocre, el material principal utilizado en la pintura rupestre, como protector solar rudimentario. Pero otros señalan que se sabía que vivieron en cuevas y utilizaron el pigmento de la tierra con fines artísticos durante decenas de miles de años antes de la ‘Excursión a Laschamp’.

También te puede interesar