Finalista olímpico Alex Quiñónez fue asesinado a tiros en Guayaquil

El finalista olímpico Alex Quiñónez fue asesinado a tiros en Guayaquil, Ecuador, por razones desconocidas. El atleta fue finalista en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Autoridades de Ecuador comenzaron las pesquisas para dar con los culpables.

La noticia de la muerte de Quiñónez, de 32 años, la comunicó el presidente de la Federación Deportiva del Guayas a través de una publicación en su cuenta de Twitter. “Mi corazón está totalmente destrozado, no encuentro palabras para describir el vacío que siento. No puedo creerlo hasta cuándo vamos a seguir viviendo tanta maldad e inseguridad”, escribió Roberto Ibáñez.

“Descansa en paz querido Alex te voy a extrañar toda la vida”, agregó el ex atleta olímpico que hoy tiene a su cargo el manejo del deporte en una de las áreas centrales del país sudamericano.

Según fuentes oficiales, Quiñónez y un amigo de nombre Jojairo Arcalla, fueron asesinados a tiros por desconocidos en el sector conocido como Colinas de la Florida, en Guayaquil. Una vez que se difundió la noticia, las redes sociales apuntaron contra el alto nivel de delitos que está sufriendo Ecuador.

La muerte del reconocido atleta se produjo en el cuarto día de vigor de un estado de excepción declarado por el presidente del país, Guillermo Lasso, para intentar contener el incremento de los casos de inseguridad. A partir de la decisión del hombre a cargo del gobierno, se procedieron a operaciones conjuntas entre militares y la policías en varias provincias de Ecuador, especialmente en la costera de Guayas, cuya capital es Guayaquil, donde se produjo la muerte de Quiñónez.

Otra de las entidades que se pronunció frente a lo sucedido fue el Ministerio de Deporte en Ecuador. “Expresamos nuestras más sentidas condolencias a familiares, amigos y compañeros deportistas de Alex Quiñónez. Dejas un vacío muy grande en nuestros corazones”, escribieron en las redes sociales junto a una placa que remarcó el valor del velocista para el deporte ecuatoriano.

“Deportista que nos hizo soñar, que nos sacó lágrimas de la emoción, que lo dejó todo por nuestro país”, agregó el ente nacional deportivo del país.

El atleta nacido en la localidad de San Mateo de Esmeraldas hizo su primera gran aparición en la antesala de Londres. En 2012 se consagró ganador en las pruebas de 100 y 200 metros en el Campeonato Iberoamericano de Barquisimeto, Venezuela. Ya en los Juegos Olímpicos de la capital británica, Quiñónez logró un tiempo de 20.28 segundos con el que clasificó a la final de los 200 metros, competencia en la que acabó en la 7° posición y ganó un diploma olímpico.

Además de ser campeón de Juegos Suramericanos y Bolivarianos, el velocista ecuatoriano tuvo un 2019 con grandes resultados. Fue medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima en los 200 metros (20.27), terminó quinto en la Liga de Diamante y se subió al podio en la misma prueba en el Campeonato Mundial de atletismo que se llevó a cabo en Doha: terminó tercero gracias a un registro de 19.98.

Con la marca para participar en Tokio 2020, Quiñónez no pudo competir este año en los Juegos Olímpicos que se postergaron un año por la pandemia debido a una decisión del Comité Olímpico Internacional, que suspendió su participación tras no haberse reportado para un control rutinario de dopaje. El deportista apeló el fallo, pero la sanción se ratificó y no pudo ser inscripto por el deporte de Ecuador para sumarse a la delegación del país en la capital de Japón.

Con información de Infobae

También te puede interesar