Fiscal de la CPI lamenta que existan tan pocas condenas y buscará “reparar lo que está roto”

El abogado británico Karim Khan asumió este miércoles como nuevo fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), un cargo en el que deberá hacer frente a temas complejos, como investigaciones sobre el conflicto israelo-palestino, Afganistán y Filipinas.

Lea también:

Khan, tercer fiscal general de la institución, creada en 2002 para juzgar las peores atrocidades cometidas en el mundo, lamentó que hasta ahora el tribunal haya pronunciado “tan pocas” condenas.

El abogado de 51 años sucede a la gambiana Fatou Bensouda, que terminó su mandato de nueve años y es saludada por haber ampliado la labor de la CPI, aunque también sufrió varios reveses, como la absolución del expresidente marfileño Laurent Gbagbo.

Khan declaró querer “construir sobre el terreno sólido” dejado por Bensouda, “pero también reparar lo que está roto, dinamizar, revitalizar para buscar una mayor eficacia y un mayor impacto”.

Especialista de derechos humanos, Khan ocupaba antes el cargo de subsecretario general de la ONU, donde estuvo encargado de dirigir una investigación especial sobre los crímenes del grupo yihadista Estado Islámico.

También intervino como parte de la defensa en varios juicios ante la CPI, en particular para Seif al-Islam, un hijo del exdirigente libio Muamar Gadafi.

Con información de DW

También te puede interesar