Ghana es la primera nación en recibir vacunas a través de COVAX

Ghana recibió el miércoles la primera entrega mundial de vacunas contra el coronavirus de la iniciativa COVAX respaldada por las Naciones Unidas, el comienzo tan esperado para un programa que hasta ahora no ha cumplido las esperanzas de que garantizaría que se administraran las inyecciones rápidamente a las personas más vulnerables del mundo.

Lea también: Venezuela podría recibir vacunas del Covax a partir de mayo

La llegada de 600.000 dosis de la vacuna AstraZeneca al país de África Occidental marca el comienzo de la mayor operación de adquisición y suministro de vacunas de la historia, según la Organización Mundial de la Salud y UNICEF. Es un eje de los esfuerzos para poner fin a la pandemia y ha sido aclamado como la primera vez que el mundo entrega una vacuna muy buscada a países pobres durante un brote en curso.

“Hoy marca el momento histórico por el que hemos estado planificando y trabajando tan duro. Con el primer envío de dosis, podemos cumplir la promesa de la instalación COVAX de garantizar que las personas de los países menos ricos no se queden atrás en la carrera por las vacunas que salvan vidas”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF, quien hizo llegar las vacunas.

Pero la iniciativa, formada para garantizar un acceso justo a las vacunas por parte de los países de ingresos bajos y medianos, se ha visto obstaculizada por el suministro mundial de dosis muy limitado y los problemas logísticos. Aunque apunta a entregar 2 mil millones de dosis este año, actualmente tiene acuerdos legalmente vinculantes solo para varios cientos de millones.

COVAX está retrasada

La iniciativa por parte de las ONG más importantes del mundo tenía como objetivo iniciar la vacunación en los países pobres en simultáneo que los países desarrollados, pero no se logró. La campaña general hasta ahora ha sido extremadamente desigual: el 80% de los 210 millones de dosis administradas en todo el mundo hasta ahora se administraron en solo 10 países, dijo esta semana el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Esa demora llevó a numerosos países más pobres a apresurarse a firmar sus propios acuerdos, lo que podría socavar los esfuerzos de COVAX para hacer llegar vacunas a las personas más necesitadas.

Y algunos países no pueden permitirse el lujo de hacerlo solos.

92 países serán beneficiados por COVAX

Ghana se encuentra entre los 92 países que recibirán vacunas de forma gratuita a través de la iniciativa, que es liderada por la OMS; Gavi, un grupo de vacunas, y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación para Epidemias. Otros 90 países y ocho territorios han acordado pagar.

Ghana, una nación de 30 millones de personas que ha registrado 81.245 casos y 584 muertes desde el comienzo de la pandemia, planea comenzar las vacunaciones el 2 de marzo. Costa de Marfil, su nación vecina, será la próxima en recibir vacunas, y también las implementará a partir de la próxima semana.

Vacunas donadas solo cubren el 20% de la población

“El gobierno de Ghana sigue decidido a garantizar el bienestar de todos los ghaneses y está haciendo esfuerzos frenéticos para adquirir vacunas adecuadas para cubrir a toda la población a través de agencias bilaterales y multilaterales”, dijo el ministro de información en funciones de Ghana, Kojo Oppong Nkrumah, en un comunicado.

Ese frenetismo se ha hecho eco en todo el continente de 1.300 millones de personas, ya que las entregas se han retrasado y las naciones africanas se han apresurado a obtener vacunas de diversas fuentes. Solo alrededor de siete de 54 han iniciado campañas de vacunación.

Algunos activistas también han expresado su seria preocupación por el objetivo de la iniciativa COVAX de dar solo suficientes inyecciones para cubrir entre el 20% y el 30% de la población en los países que reciben dosis donadas. Han advertido que incluso si el programa tiene éxito en la distribución de esas vacunas, esos países seguirán siendo vulnerables a los continuos brotes de coronavirus, ya que la mayoría de los expertos suponen que al menos el 70% de las personas necesitarán protección contra el virus para alcanzar la inmunidad colectiva.

Y los expertos han señalado que incluso si los países más ricos alcanzan algún nivel de inmunidad colectiva, todos seguirán siendo vulnerables mientras haya focos de COVID-19 en cualquier parte del mundo.

Ghana aún le queda mucho trabajo por hacer

“No pondremos fin a la pandemia en ningún lugar a menos que lo hagamos en todas partes”, dijo Tedros, líder de la OMS. “Hoy es un primer paso importante hacia la realización de nuestra visión compartida de la equidad de las vacunas, pero es solo el comienzo. Todavía tenemos mucho trabajo por hacer con los gobiernos y los fabricantes para garantizar que la vacunación de los trabajadores de la salud y las personas mayores esté en curso en todos los países durante los primeros 100 días de este año”.

Las vacunas entregadas el miércoles son las primeras de las aproximadamente 7 millones de dosis que está produciendo el Serum Institute en India para unos 20 países, según los Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades.

“Durante las próximas semanas, COVAX debe entregar vacunas a todas las economías participantes para garantizar que las personas con mayor riesgo estén protegidas, donde sea que vivan”, dijo el Dr. Seth Berkley, director ejecutivo de Gavi. “Necesitamos que los gobiernos y las empresas vuelvan a comprometer su apoyo a COVAX y nos ayuden a vencer este virus lo más rápido posible”.

También te puede interesar