Historia del Perfume

Quizás alguna vez mientras te perfumabas te habrás preguntado: ¿Quién averiguó que algunas sustancias desprendían un aroma agradable? ¿Por qué de repente a la gente le dio por rociar un líquido sobre su piel para oler mejor? En otras palabras: ¿cómo se inventó el perfume?

Lea también: Algunas curiosidades de New York comparada con la de otras ciudades

Hoy en Fisgoneando te presentamos la historia del perfume.

No podemos atribuir a nadie la invención del perfume, al igual que tampoco podemos hacerlo con la invención del fuego. Sin embargo, sí tenemos una idea bastante aproximada de dónde surgieron los perfumes y por qué.

Los historiadores dicen que los antiguos egipcios crearon los primeros perfumes aromáticos a partir de la quema de madera perfumada. Seguramente descubrieron por casualidad que algunas sustancias desprendían un olor agradable, por ejemplo, las resinas y las plantas aromáticas.

Así pues, los primeros egipcios utilizaron bálsamos perfumados como parte de sus ceremonias religiosas, y más tarde como parte de los preparativos para hacer el amor. La mirra y el incienso que irradiaban las gomas de los árboles, se utilizaron para aromatizar el ambiente en los rituales. Otras plantas como la rosa y la menta se impregnaban de aceites hasta formar un ungüento que después se frotaba por la piel.

La primera fabricante de perfumes de la que se tiene constancia, fue una mujer llamada Tapputi, mencionada en una tablilla cuneiforme del segundo milenio encontrada en Mesopotamia. Tapputi destilaba flores, aceite y cálamo junto con otros compuestos aromáticos y los filtraba, para después repetir el mismo proceso varias veces.

En el año 2005, los arqueólogos descubrieron lo que se cree que son los perfumes más antiguos del mundo en Pyrgos, Chipre. Los perfumes tenían más de 4.000 años y se descubrieron en una antigua perfumería.

Cuando se descubrió, el perfume se usó como una ofrenda a los dioses. Se creía que un perfume podía “glorificar” el cuerpo y hacerlo más semejante al de los dioses. Flores, plantas aromáticas, gomas y resinas, eran las materias primas que se utilizaban durante las ceremonias dedicadas a los dioses. A medida que pasaron los años, el interés por las sustancias olorosas y la intensificación de las formas en las que se utilizaban se multiplicaron: fumigaciones, aceites, bálsamos, licores fermentados…

Como ves la invención del perfume tiene una interesante historia detrás. Ya han pasado siglos y en la actualidad existen cientos de fragancias que puedes llevar sobre tu piel.

También te puede interesar