Implante cerebral logró traducir con precisión el 94% de los pensamientos de un hombre paralizado

A partir de un implante de un dispositivo en el cerebro de un hombre de 64 años paralizado desde 2007 un grupo de científicos en Estados Unidos logró traducir a texto sus pensamientos con un 94% de precisión.

Lea también:

El paciente sufrió hace 14 años un accidente que le causó una lesión en la médula espinal. Su cuerpo, a excepción de su cabeza, ha estado paralizado totalmente desde entonces, impidiendo su comunicación pues sus manos y extremidades están imposibilitadas para escribir o hacer señas.

Todo esto cambió gracias a un dispositivo denominado BrainGate. La tecnología consiste en un implante neuronal que busca transformar la manera como las personas en situación de discapacidad pueden comunicarse tras haber perdido capacidades de movimiento o habla.

El dispositivo implantado utiliza una “interfaz cerebro-computadora (BCI) que utiliza inteligencia artificial (IA) para interpretar señales de actividad neuronal generadas durante la escritura a mano”, según lo comentan Francis Willett, Donald Avansino, Leigh Hochberg, Jaimie Henderson & Krishna Shenoy, algunos de los investigadores involucrados en el estudio, y que han publicado en mayo de 2021 resultados parciales del mismo en la revista Nature, en el artículo titulado “High-performance brain-to-text communication via handwriting”.

El hombre, a quién se le otorgó el nombre T5 para el estudio, tuvo que hacer un ejercicio de concentración e imaginación de escritura. Se le indicaba que hiciera un ejercicio mental como si estuviera escribiendo y pensara en los movimientos y escritura como si tuviese un lápiz y papel imaginarios.

En el estudio reportado en Nature se muestra cómo este tipo de ejercicios llevó a que se registraran señales de actividad cerebral por medio de los electrodos que fueron implantados en su corteza motora.

Una serie de algoritmos decodificaron en un computador externo los movimientos y trayectorias que imaginaba T5, luego se observaban las letras en la pantalla del equipo.

Un primer ejercicio consistió en que el hombre imaginara el alfabeto y algunos signos de puntuación, tal cual fueron interpretados las letras de la pluma imaginaria de T5 por la IA en el equipo de cómputo. Con un 94% de precisión fue posible traducir los pensamientos de esta persona.

Con información de Infobae.

Comparte esta noticia