La Causa R se desmarcó de candidatura de Américo De Grazia a la gobernación de Bolívar

Tras realizar el anuncio de su candidatura a la gobernación del estado Bolívar, las reacciones no se han hecho esperar para el exdiputado Américo De Grazia, quien actualmente se encuentra exiliado en Italia.

Lea también:

En ese sentido, su partido La Causa R, se desmarcó de la decisión tomada por el exparlamentario, asegurando que es una decisión personal y no corresponde con la posición del partido.

“Queremos reiterar nuestro rechazo a cualquier proceso electoral sin condiciones adecuadas y consensuadas con la única representación legítima de los sectores democráticos, encabezada por el presidente interino y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. A su vez aprovechamos la ocasión para enfatizar que la crisis de Venezuela no se resuelve con elecciones regionales, por lo que se requiere un acuerdo que abarque una elección presidencial libre”, escribieron. 

A continuación el comunicado íntegro

La Dirección Nacional del partido La Causa R informa al país que la decisión del diputado Américo De Grazia de anunciar su candidatura a las eventuales elecciones regionales de este año, es una decisión personal que no se compadece con las posiciones discutidas y aprobadas por esta organización.

En este sentido queremos reiterar nuestro rechazo a cualquier proceso electoral sin condiciones adecuadas y consensuadas con la única representación legítima de los sectores democráticos, encabezada por el presidente interino y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. A su vez aprovechamos la ocasión para enfatizar que la crisis de Venezuela no se resuelve con elecciones regionales, por lo que se requiere un acuerdo que abarque una elección presidencial libre.

Respetamos la decisión personal del diputado Américo De Grazia, dirigente histórico de este partido, cuya trayectoria nos enorgullece y valoramos. En La Causa R seguimos abiertos y dispuestos, como siempre, a discutir colectivamente las políticas y estrategias institucionales, con la única condición de que se respete el consenso interno alcanzado, como corresponde a la cultura democrática de esta organización.

Comparte esta noticia