La confesión más dura de Neymar Jr: No sé si tengo la fuerza mental para lidiar más con el fútbol

En el día en el que Neymar volverá a vestir la camiseta de la selección brasileña (tras perderse el partido contra Venezuela por suspensión) para enfrentar a Colombia por la quinta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas (aplazada desde marzo), la plataforma digital DAZN anunció oficialmente el estreno de un documental que lo tiene como protagonista.

Lea también:

En “Neymar Jr, Dinastía de Reyes”, se puede ver un repaso por toda la carrera del futbolista. En el adelanto que compartió el medio en cuestión a través de sus redes sociales, el astro brasileño hizo dos revelaciones que seguramente dejaron sorprendido a más de uno.

“Pienso que Qatar 2022 es mi último Mundial”, lanzó el delantero de 29 años. Lejos de que el motivo pudiera ser la edad y qué podría ocurrir con su físico, el referente del PSG explicó que la decisión pasa por otro lado.

“No sé si tengo la fuerza mental para lidiar más con el fútbol. Lo haré todo para llegar bien, para ganar con mi país, para realizar el sueño que he tenido desde niño y espero poder conseguirlo”, sentenció el paulista.

Su paso por los mundiales es uno de los puntos que más se tocan en el nuevo documental que lleva su nombre. Además de su futuro, también se refirió a la desafortunada situación que le tocó vivir cuando disputó la cita internacional dentro de su país en 2014.

“No podía mover las piernas, no tenía fuerzas para levantarme. No podía”, explicaba Ney sobre aquella lesión que lo marginó del resto del torneo, producto de un choque con el ex defensor colombiano Camilo Zuñiga.

Fue a los 41 minutos del primer tiempo correspondiente a los cuartos de final de la competencia cuando el futbolista cafetero chocó a Neymar y lo dejó tendido en el césped. Al notar que ‘Ney’ no se movía, los médicos debieron ingresar y rápidamente pidieron el cambio, retirándolo en camilla y trasladándolo automáticamente al Hospital San Carlos. Allí se confirmó lo peor, el delantero se iba a perder lo que restaba del Mundial por una fractura en la tercera vértebra lumbar.

“Fue de los peores momentos de mi carrera. Me estropeó el sueño de jugar un Mundial, jugar la semifinal, la final… No podía mover los pies. Me puse a llorar desesperadamente”, reflexionó el máximo goleador de la selección brasileña.

“Me llevaron al hospital, me examinaron y el médico me dijo: ‘tengo dos noticias, una buena y una mala. ¿Cuál quieres’ y le dije, ‘dame la mala’. Y dijo: ‘estás fuera del Mundial’. Yo llorando le dije, ‘¿Cuál es la buena?’, a lo que él me dijo, ‘si hubiera sido 2 cm al lado, no volverías a caminar’”, sentenció.

También te puede interesar