La extraña e incómoda costumbre navideña de la familia real

por Nov 13, 2021

Hay una tradición que la familia real británica lleva a cabo que siempre se vuelve tema de conversación cuando llegan las épocas navideñas en Inglaterra.

Lea también:

Aunque resulte difícil de creer, los integrantes de una de las últimas monarquías del mundo celebran una Navidad dentro de los estándares de la normalidad: una cena familiar, regalos y el saludo tradicional de medianoche.

Sin embargo, existe una tradición entre la realeza que a los medios de comunicación y a la opinión pública siempre les ha parecido, cuanto menos, curiosa.

Esta lleva más de cien años en la corona.

Según la experta en temas reales, Ingrid Seward, los integrantes de la familia real están obligados a pesarse antes y después de la cena de Navidad para determinar si la comida fue, o no, del agrado de los comensales y para garantizar que todos hayan sido bien alimentados.

Además, participar de esta costumbre no es opcional. Según la experta, absolutamente todos los invitados están obligados a realizar el extraño ritual.

Además, el paso al comedor debe ser en orden de importancia respecto a la sucesión al trono, por lo que se estima que los últimos en pasar serían el príncipe de Gales y su esposa Camila, la duquesa de Cornualles.

Seward manifestó en conversación con la revista Grazia que la familia real puede pasar la celebración navideña en la finca de Sandringham.

Según medios especializados, la reina Isabel II ha cancelado todos sus compromisos en vísperas de Navidad para poder estar en el mejor estado de salud con miras a recibir a la familia real.

Cabe resaltar, que es una reunión de importancia debido al reciente fallecimiento del príncipe y esposo de la reina, Felipe de Edimburgo, en abril.

Comparte esta noticia