La historia de los rovers que han llegado a Marte

Décadas de avance tecnológico, y algo de competencia política, han llevado a la exploración extraterrestre a su momento más ocupado, sobre todo en Marte. Y es que la agencia espacial de China logró un aterrizaje exitoso de su rover el pasado sábado y se suma a la lista de misiones exitosas en llegar al planeta rojo

Lea también:

Es un momento relativamente ocupado para la exploración marciana, con China, los EEUU, y hasta ahora, los Emiratos Árabes Unidos enviando sondas al traicionero planeta, donde es más frecuente fracasar en cada aterrizaje.

La sonda Tianwen-1 de China se lanzó con éxito en julio pasado y entró en la órbita de Marte en febrero, logrando un hito importante para el ambicioso programa espacial de Beijing.

El Zhurong de seis ruedas, alimentado por energía solar, que lleva el nombre del dios del fuego en la antigua mitología china, tiene la misión de recolectar rocas, datos y escanear la superficie.

Pero veamos como ha sido la historia de las sondas de exploración humana en Marte y como se comparan con los actuales esfuerzos chinos:

Perseverance

Perseverance, de la NASA, a principios de este año se convirtió en el quinto rover en aterrizar con éxito en Marte desde 1997, lanzándose poco después del Tianwen-1 de China.


Tiene la misión de buscar signos de vida microbiana antigua en el Planeta Rojo, y en abril voló un drone no tripulado en otro mundo por primera vez.

Aproximadamente del tamaño de un SUV pequeño, pesa una tonelada métrica, tiene 19 cámaras y dos micrófonos, que los científicos esperan que sea el primero en grabar sonido en Marte.

Los científicos esperan que el rover, equipado con sus propias instalaciones de producción de oxígeno, pueda ayudar a allanar el camino para futuras misiones tripuladas.

Esta misión además está acompañada por el primer helicóptero en operar fuera de la tierra: Ingenuity.

Hope

La primera misión del mundo árabe a otro planeta llegó con éxito a la órbita de Marte en febrero, después de que fuera lanzada por los Emiratos Árabes Unidos en julio pasado.

La nave espacial, que permanecerá muy por encima de la superficie en órbita, está diseñada para estudiar más a fondo la atmósfera de Marte y cómo cambió su clima con el tiempo.

Schiaparelli

La misión conjunta ExoMars de la Agencia Espacial Europea y la agencia espacial rusa tuvo un comienzo difícil cuando su primera fase, el módulo de aterrizaje Schiaparelli, se salió de control y se estrelló en la superficie de Marte en octubre de 2016.


El aparato que lleva el nombre de un astrónomo italiano del siglo XIX, reanudará la misión fallida para la segunda parte del programa ExoMars: el rover Rosalind Franklin, que se lanzará en 2022.

Curiosity

El rover insignia Curiosity de la NASA, del cual Perseverance es una versión actualizada, permanece activo en la superficie de Marte después de aterrizar en 2012 en un espectáculo visto por millones.

Encargado de descubrir si Marte pudo haber sustentado alguna vez la vida, el sofisticado rover del tamaño de un automóvil se ha basado en el trabajo de sus predecesores de la NASA y ha descubierto más evidencia de agua anteriormente en la superficie del planeta.

Ahora está estudiando la geología de Marte y la historia de su entorno. Para hacer esto, está escalando una montaña de cinco kilómetros de altura en el lecho de un antiguo lago.

Opportunity

El Opportunity de la NASA, el rover de Marte de mayor duración, llegó a la superficie del Planeta Rojo en 2004 y permaneció operativo hasta 2018 cuando fue golpeado por una tormenta de polvo.


Él y su vehículo gemelo, Spirit, confirmaron que alguna vez hubo agua líquida en la árida superficie de Marte.

Mars 2 y Mars 3

Después de varios intentos fallidos de sobrevuelo en Marte entre 1960 y 1971, dos naves espaciales idénticas de la Unión Soviética finalmente llegaron al Planeta Rojo en noviembre y diciembre de 1971, solo para que ambas fueran arrastradas por una enorme tormenta de polvo.

Esto ocurrió en el apogeo de la carrera espacial, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética competían para demostrar una capacidad superior de vuelo espacial en medio de las hostilidades de la Guerra Fría.

La nave espacial anterior, Mars 2, se estrelló al aterrizar después de orbitar con éxito durante 18 horas, pero Mars 3 aterrizó con éxito y operó durante 20 segundos en la superficie antes de caer.

Ambas naves enviaron imágenes, lecturas de temperatura e información sobre la gravedad y los campos magnéticos de Marte a la Unión Soviética.

También te puede interesar