Marcarillas desechables ahora son carreteras

Los científicos han encontrado una forma de reducir el impacto de las máscaras desechables en el medio ambiente convirtiéndolas en carreteras.

Se estima que se están utilizando 6.8 mil millones de máscaras faciales desechables en todo el mundo cada día durante la pandemia, solo para terminar en vertederos o contaminar nuestros océanos.

Pero un nuevo estudio realizado por el Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT), Australia, ha encontrado una forma de reciclar hasta 3 millones de máscaras por cada kilómetro de una carretera de dos carriles. Esto podría ahorrar hasta 93 toneladas de residuos.

La investigación es la primera de su tipo en investigar el potencial del uso de máscaras quirúrgicas desechables en la construcción civil.

“Este estudio inicial analizó la viabilidad de reciclar máscaras faciales de un solo uso en las carreteras y nos emocionó descubrir que no solo funciona, sino que también ofrece beneficios de ingeniería reales”, dice el autor, el doctor Mohammad Saberian.

Las máscaras trituradas se convierten en asfalto

Sin ser demasiado técnico, las carreteras se componen de cuatro capas: subrasante, base, sub-base y asfalto. En el estudio, se utilizaron máscaras faciales trituradas en las capas base.

Las tres capas base de la superficie de una carretera pueden estar hechas de lo que se denomina ‘agregado de concreto reciclado’ (RCA), que es esencialmente escombros de construcción reutilizados.

Se descubrió que una mezcla de 1% de mascarillas faciales y 99% de RCA era la mezcla óptima, proporcionando un material de base súper duradero para carreteras, que cumple con todos los requisitos de ingeniería civil. Y lo que es mejor, esta mezcla en realidad proporciona la solución para dos desafíos ambientales.

Según la investigación, la construcción, renovación y demolición representan aproximadamente la mitad de los residuos producidos anualmente en todo el mundo. Por lo tanto, usar parte del material de desecho de la construcción para hacer RCA para carreteras también podría ayudar a reducir la cantidad que va a los vertederos.

¿Se puede contraer Covid-19 de las máscaras faciales usadas?

Si bien las máscaras del experimento no se utilizaron, otras investigaciones han investigado métodos efectivos para desinfectar y esterilizar las máscaras usadas.

Una revisión exhaustiva de las tecnologías de desinfección encontró que el 99,9% de los virus se pueden eliminar con el simple “método de microondas”, en el que las máscaras se rocían con una solución antiséptica antes de calentarlas en el microondas durante un minuto.

La revisión también sugiere que desinfectar los desechos de EPP en la fuente (en hospitales / cirugías) es más eficiente y podría prevenir la transmisión de enfermedades como el Covid-19.

Una industria de la construcción circular

Los investigadores de RMIT también han estudiado el uso de máscaras faciales desechables trituradas como material agregado para la fabricación de hormigón. Este estudio también tuvo resultados iniciales prometedores.

El profesor Jie Li dirige el equipo de investigación de la Escuela de Ingeniería RMIT, que se centra en el reciclaje y la reutilización de materiales de desecho para la construcción civil.

“Sabemos que incluso si estas máscaras se desechan correctamente, irán al vertedero o serán incineradas”, dice.

“La pandemia de Covid-19 no solo ha creado una crisis económica y de salud mundial, sino que también ha tenido efectos dramáticos en el medio ambiente. Si podemos llevar el pensamiento de la economía circular a este enorme problema de residuos, podemos desarrollar las soluciones inteligentes y sostenibles que necesitamos”, comentó.

También te puede interesar