Perro robot bajo entrenamiento de “la flor del ciruelo”

Jamoca, como es conocido el perro robot, fue desarrollado por la empresa tecnológica china Tencent’s Robotics X Lab, y lo han entrenado de tal manera, que es capaz de caminar entre obstáculos como postes de distintas alturas y ángulos, según el video publicado por Jiqizhixin.

El famoso entrenamiento lleva por nombre “flor de ciruelo”, y se originó hace siglos en las provincias del norte de China. El entrenamiento consiste en que dos luchadores se enfrenten en combate, pero no en el suelo, sino sobre una superficie irregular formada por cilindros de diferente altura y ángulos de inclinación, para así lograr habilidades como la del equilibrio. Al final del entrenamiento, el perro robot aprendió a caminar, correr y saltar sin perder el balance, como si de un humano se tratara.

Seguir leyendo: El sistema de cirugía robótica utilizado en Europa completa 1.000 operaciones

El entrenamiento tuvo varias misiones. En una de ellas, Jamoca debía subir por una escalera hasta una plataforma de un metro de altura, y seguir el recorrido entre varios postes metálicos separados entre sí por una distancia entre 20 y 50.

Jamoca cuenta con una cámara frontal, y esto le ayudó a superar la prueba coordinando y calibrando los movimientos de sus patas en función a los obstáculos de la misión. Cabe destacar que este perro robot mide un metro de largo, 75 centímetros de alto, 50 de ancho y pesa 70 kilos.

Y aunque actualmente se encuentra en etapa de pruebas, es el primer perro que puede realizar recorridos en terrenos irregulares, a comparación de Spot, el perro robot de Boston Dimanycs.

También te puede interesar