Rudy Giuliani, abogado de Trump, es demandado por difamación por Dominion

El fabricante estadounidense de máquinas de votación, Dominion Voting Systems, ha demandado a Rudy Giuliani por difamación. Esto por supuestas afirmaciones realizadas durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020.

Dominion Voting Systems ha reclamado 1.300 millones de dólares en daños contra el exalcalde de la ciudad de Nueva York y abogado personal del ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Lea también: Elección robada en EEUU: ¿Por qué Trump y su campaña insisten en el tema?

A lo largo de la campaña, Trump, Giuliani y otros aliados cercanos repitieron las acusaciones de que las máquinas Dominion habían “intercambiado votos” de que había problemas con el software de la empresa.

Dominion siempre ha negado categóricamente las acusaciones.

Sin pruebas pero si con adversarios

Mientras tanto, en una transcripción grabada, el abogado general del Secretario de Estado de Georgia, Ryan Germany, negó firmemente a Trump que Dominion hubiera reemplazado cualquier parte de sus máquinas de votación.

En el reclamo de 107 páginas ante un tribunal federal en Washington, Dominion dice que Giuliani “fabricó y difundió” teorías de conspiración falsas que han dañado la reputación de la empresa y puesto en peligro a sus empleados.

“Giuliani lanzó una campaña de desinformación viral sobre Dominion que llegó a millones de personas y causó un daño enorme a Dominion”, dice la demanda.

“El fundador y los empleados de Dominion han sido acosados ​​y han recibido amenazas de muerte, y Dominion ha sufrido daños irreparables y sin precedentes”.

Dominion Voting Systems describió a Giuliani como una de las principales voces detrás de la afirmación de que las papeletas se habían manipulado a favor del demócrata Joe Biden.

La compañía también afirma que sus contratos con casi 30 estados y cientos de condados estadounidenses “están amenazados” y estima que podrían perder alrededor de 200 millones de dólares en beneficios durante los próximos cinco años.

También te puede interesar