UE respalda a Pfizer-BioNTech y busca negociar nuevas dosis de la vacuna

En una dura reprimenda al gigante farmacéutico AstraZeneca el miércoles, la Unión Europea anunció planes para negociar una extensión masiva del contrato para la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer-BioNTech, insistiendo en que el bloque de 27 naciones tenía que ir con compañías que habían demostrado su contribución en la pandemia.

Lea también: Dinamarca es el primer país europeo en poner fin al uso de la vacuna AstraZeneca

“Necesitamos centrarnos en tecnologías que han demostrado su valor”, dijo la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen. También anunció que la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech proporcionarían a la UE 50 millones de dosis adicionales en el segundo trimestre de este año, compensando las entregas de AstraZeneca.

A diferencia de la empresa anglo-sueca frecuentemente criticada, von der Leyen dijo que Pfizer-BioNTech “ha demostrado ser un socio confiable. Ha cumplido sus compromisos y responde a nuestras necesidades. Esto es en beneficio inmediato de los ciudadanos de la UE”.

Sumándole problemas a la vacuna de AstraZeneca, Dinamarca decidió el miércoles no reanudar el uso de la misma, después de suspenderla el mes pasado luego de informes de coágulos de sangre raros en algunos receptores. La mayor parte de las inyecciones administradas en el país escandinavo hasta ahora han sido la vacuna Pfizer-BioNTech.

La dosis de Johnson & Johnson, que utiliza la misma tecnología base que AstraZeneca, tuvo un inconveniente esta semana cuando los reguladores estadounidenses recomendaron una “pausa” en la administración de las inyecciones de Johnson & Johnson. Se han suspendido las entregas en la UE.

Se suponía que AstraZeneca sería el caballo de batalla de la campaña de vacunas de la UE este año: una inyección barata y fácil de transportar para detener la pandemia. Sin embargo, la UE dijo que de los 120 millones de dosis prometidas para el primer trimestre, solo se entregaron 30 millones y, de los 180 millones esperados, ahora solo hay 70 millones programados para la entrega en el segundo trimestre.

Debido a ese déficit, la UE se ha visto sometida a una presión aplastante ya que, aunque es un importante productor y exportador de vacunas, no puede obtener sus vacunas ni siquiera cerca de los niveles del Reino Unido y los Estados Unidos.

Pfizer-BioNTech lidera como proveedor de vacunas en UE

El sitio Our World in Data dijo que el 47.5% de las personas en el Reino Unido han recibido al menos una dosis de la vacuna Covid-19, en comparación con el 36.6% en los EEUU y el 16.4% en la UE.

Ahora, Pfizer-BioNTech bien podría convertirse en la clave para vencer la pandemia en el continente con 200 millones de dosis ya destinadas al bloque este trimestre.

Las 50 millones de entregas adicionales serán especialmente bien recibidos por las naciones de la UE que enfrentan retrasos en el suministro y preocupaciones sobre coágulos de sangre raros potencialmente relacionados con la vacuna Oxford-AstraZeneca.

Von der Leyen dijo que la UE comenzará a negociar para comprar 1.800 millones de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech hasta 2023.

“Implicará que no solo la producción de las vacunas, sino también todos los componentes esenciales, se basará en la UE”, dijo von der Leyen.

La Comisión Europea tiene actualmente una cartera de 2.300 millones de dosis de media docena de empresas y está negociando más contratos.

La naturaleza de la vacuna la hace confiable

Von der Leyen expresó su total confianza en la tecnología utilizada para la vacuna Pfizer-BioNTech, que es diferente de la que se encuentra detrás de la vacuna Oxford-AstraZeneca.

El ingrediente activo de la inyección de Pfizer-BioNTech es el ARN mensajero, o ARNm, que contiene las instrucciones para que las células humanas construyan una pieza inofensiva del coronavirus llamada proteína de punta. El sistema inmunológico humano reconoce la proteína de punta como extraña, lo que le permite montar una respuesta contra el virus tras la infección.

Astra Zeneca está hecho con un virus del resfriado que infiltra el gen de la proteína en el cuerpo. Es una forma de fabricación muy diferente: las células vivas en biorreactores gigantes desarrollan ese virus del resfriado, que se extrae y purifica.

Von der Leyen dijo que Europa necesita tener una tecnología que pueda aumentar la inmunidad, abordar nuevas variantes y producir disparos de forma rápida y masiva. “Las vacunas de ARNm son un claro ejemplo”, dijo.

Las negociaciones planificadas con Pfizer dejaron en el medio lo que haría la UE sobre cualquier nuevo contrato con AstraZeneca. “Pueden seguir otros contratos con otras empresas”, dijo von der Leyen.

También te puede interesar