Djokovic y Osaka aseguran su pase a la final del Abierto de Australia

La japonesa Naomi Osaka se impuso en la arena al derrotar a la veterana Serena Williams y obtuvo su pase a la gran final del Australian Open 2021. Por su parte, Djokovic abatió a Karatsev y se enlistó en lo que sería, posiblemente, su novena victoria en Melbourne.

Luego de una gran actuación con la raqueta, Naomi espera conquistar el próximo sábado, por cuarta vez, el Grand Slam de su carrera. Y su par no se queda atrás, ya que el partido del serbio no fue nada sufrido después de barrer a Karatsev en 3 sets en solo una hora y 53 minutos.

Sigue leyendo: Activista y campeona: Naomi Osaka es nombrada Atleta Femenina del Año

La joven tenista no comenzó con buen pie, porque empezó perdiendo al inicio del primer set. Pero eso no la detuvo. Osaka retomó las riendas y se llevó la manda por 6-3.

La nipona no dudó en acelerar sus pases, y fue así que desde el segundo parcial del set no le dio respiro a Williams, aunque en momentos en los cuales su precisión no fue del todo buena.

Aun con tropiezos, Naomi sacó ventaja ante una Williams que esperaba lograr mucho más. Luego de un golpe preciso, terminó ganando el partido con un 6-4 en el segundo set.

Después de este resultado, Osaka repite su puesto como finalista del Australian Open -Grand Slam que ya conquistó en el 2019- que disputará con la ganadora de la semifinal entre Muchová-Brady.

Indiscutible

Por otro lado, Djokovic tuvo una semifinal de ensueño, y aunque la disputó con el ruso que resultó ser la “gran revelación”, nadie podría quitarle el pase a la final al número uno del mundo. 

A su favor, Djokovic tiene ocho victorias en Australia, dos de ellas consecutivas, que le han dado la experiencia suficiente para llegar una novena oportunidad a esa misma arena. 

Pese a la derrota de Karatsev, el ruso se va del continente oceánico con 720 puntos que le dan un gran impulso de 72 puestos en el ranking, hasta el 42, y con más dinero del que había ganado en toda su carrera (850.000 dólares).

Osaka y Williams en previas

En el Abierto de Estados Unidos del 2018, Naomi Osaka y Serena Williams estuvieron enfrentándose en la final. La tenista de 23 años se impuso 6-2 y 6-4 y logró su primer título de Grand Slam.

El partido finalizó en polémica. Serena Williams gritó al juez de silla, golpeó su raqueta y se suspendió el juego. “Me debes una disculpa”, reclamó la tenista estadounidense.

Sin embargo, ahora en Australia la historia ha cambiado. Serena abrazó emotivamente a Naomi después del partido y se despidió de todo el público que estuvo presente pese a las restricciones del Covid-19.

Naomi, tras ganar el encuentro, mencionó lo que significó eliminar a una de las leyendas vivas del deporte: “Yo era una niña pequeña viéndola jugar, y solo estar en la cancha jugando contra ella, para mí es un sueño”.

También te puede interesar