Federación Venezolana de Maestros denuncia que al menos cinco docentes han fallecido por coronavirus

Al menos cinco docentes en en el estado Carabobo han fallecido a consecuencia del covid-19, tras presuntamente haber sido obligados a asistir a las aulas de distintas instituciones educativas , de acuerdo a datos de Sinvemaca, filial de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), que lleva un registro de los casos de profesores afectados por el virus.

Lea también

Luis Guillermo Padrón, presidente de la junta transitoria de Sinvemaca, destacó el caso de la directora de la escuela básica Francisco Espejo, en Valencia, adscrita a la Secretaría de Educación de la Gobernación de Carabobo. La docente debía asistir de forma periódica hasta el centro de educativo, hasta que falleció con sintomatología asociada a la COVID-19.

“Ella tuvo que haberse contagiado en el camino de su casa hasta su sitio de trabajo. El artículo 170 establece que el patrono es responsable del trabajador durante ese trayecto y no le brindó ni siquiera el transporte”, denunció Padrón. “Están obligando a los directores y supervisores a asistir a las instituciones educativas para que las abran”.

A su juicio, “es una irresponsabilidad muy grave” por parte de la Secretaría de Educación exigirle a los profesores estadales acudir a los centros educativos, sin ni siquiera garantizarles la vacuna. “Lamentamos la muerte de varios docentes por esas exigencias que les están haciendo de que deben ir a abrir las escuelas”, reiteró.

El profesor fue enfático al señalar que actualmente no están dadas las condiciones para retornar a las aulas con clases presenciales ni semipresenciales, ya que las infraestructuras de las escuelas se encuentran abandonadas, no han sido instalados los mecanismos de bioseguridad para prevenir la propagación del virus y tampoco se ha ejecutado un plan de vacunación masivo que incluya al 100 % del magisterio, así como estudiantes y representantes.

“Ya hemos visitado las 342 escuelas y nosotros estamos muy claros de que todavía no hay las condiciones”, aseveró Padrón. “No decimos que no se va a dar clases, pero estamos pidiendo que se den las condiciones laborales mínimas para que los docentes puedan trabajar incluso bajo la modalidad a distancia”. La exigencia incluye un ingreso salarial acorde a la realidad, que les permita acceder a servicios de internet.

Con información de El Carabobeño

También te puede interesar