Se produce oxígeno en Marte por primera vez en la historia

El último de los múltiples experimentos de la NASA en Marte ha dirigido al planeta hacia un descubrimiento emocionante.

Lea también:

Los científicos que trabajan en el Experimento de utilización de recursos in situ de oxígeno de Marte (MOXIE) han sido testigos de la primera creación mecanizada de oxígeno en la historia del planeta.

MOXIE es una nueva y poderosa herramienta utilizada por la NASA con el objetivo de encontrar los escasos niveles de oxígeno dentro de las masas de CO2 del planeta. Su misión ha estado en proceso durante varios años, y los expertos la promocionaron por primera vez como una solución al “principal problema de recursos” del planeta.

El dispositivo de metal cuadrado se unió al rover Perseverance en febrero pasado, y hasta ahora sus hallazgos han sido prometedores.

Aumenta la esperanza de ver humanos en Marte

El mecanismo del “tamaño de una tostadora” aspira la atmósfera del planeta y la calienta a temperaturas extremas de hasta 800 grados. Una vez que se filtra todo el polvo del aire, MOXIE elimina el CO2 de sus cantidades de oxígeno, liberando el monóxido de carbono restante a través de un respiradero. Con esto viene la preservación de nuevas pequeñas reservas de oxígeno.

“Este es un primer paso fundamental para convertir el dióxido de carbono en oxígeno en Marte”, dice Jim Reuter, administrador asociado de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial de la NASA.

“MOXIE tiene más trabajo por hacer, pero los resultados de esta demostración de tecnología son prometedores a medida que avanzamos hacia nuestro objetivo de ver algún día humanos en Marte”.

La producción de oxígeno, además de crear un espacio apto para los humanos, también se necesita para que los futuros exploradores puedan regresar a casa porque los propulsores dependen de él.

Un desafío que se vuelve realidad

La atmósfera del Planeta Rojo es famosa por su toxicidad, ya que contiene más del 95% de dióxido de carbono que rodea una superficie fría y seca. Es una fuente común de disputas contra aquellos que creen que el planeta es casi habitable por humanos.

Actualmente, la cantidad de oxígeno en el espacio aéreo del planeta rojo asciende a menos del 0,1%, en comparación con el 21% de la Tierra. La exploración humana requiere el transporte de oxígeno para combatir esto, un problema costoso considerando que el oxígeno también se usa para alimentar el viaje requerido por el cohete.

Cada kilogramo se suministra hasta el más mínimo detalle, lo que convierte a MOXIE en una nueva dirección prometedora en la forma en que la NASA aborda este problema.

Antes de la invención de MOXIE, los expertos han considerado el uso de plasmas para descomponer y encender el contenido de CO2 del aire y convertir el “líquido salobre” que se encuentra en la superficie de Marte en oxígeno e hidrógeno.

También te puede interesar